España se estrella ante Bélgica y pierde su primer partido en el Eurobasket (83-73)

·3 min de lectura
Joel Parra pelea un balón con el belga Bako. (Photo: EFE)
Joel Parra pelea un balón con el belga Bako. (Photo: EFE)

Joel Parra pelea un balón con el belga Bako. (Photo: EFE)

Bélgica dio la sorpresa y se impuso a España por 73-83 en un partido en el que los campeones del mundo nunca se sintieron cómodos, no dominaron el rebote y en ataque nunca encontraron el ritmo adecuado para ser efectivos.

La teórica menor amenaza y superioridad física de Bélgica no le sentó bien a España, que menguó su agresividad defensiva en la puesta en escena. También tuvo problemas en ataque con faltas de ideas y escasa puntería en el tiro.

El resultado fue un 9-15 al final del primer cuarto sin que Willy Hernangómez pudiera demostrar su superioridad y sin que Lorenzo Brown encontrara el ritmo adecuado.

El seleccionador español, Sergio Scariolo, no encontró el quinteto o que provocara la reacción hasta el segundo cuarto, en el que puso en liza un equipo ‘bajito’, para arreglar la superioridad reboteadora belga con 14 rechaces (7+7) en los primeros diez minutos por sólo 6 de sus jugadores (5+1).

La selección española puso más velocidad, más agresividad, más anticipación, en defensa y en ataque, y cosechó un parcial de 12-0 en casi cinco minutos, pasando de 14-17 a 26-17, con Dario Brizuela entre los destacados.

El bache español pareció superado y el técnico volvió a rehacer el quinteto titular, pero salvo Willy nadie dio un paso adelante y el marcador volvió a igualarse al final del segundo cuarto con 33-32.

Pierre-Antoine Guillet, con 9 puntos, y Emmanuel Lecomte, con 8, fueron las principales amenazas belgas, mientras que Willy, que firmó 11 puntos, y Brizuela, que logró 6, los más acertados entre los españoles.

El paso por vestuarios no mejoró el tempo ofensivo del equipo español, al que los segundos en ataque le caían como losas sin que apareciera ventaja alguna para sumar puntos.

Con problemas en defensa y con bajos porcentajes de acierto en el lanzamiento, la selección española se mantuvo a base de individualidades, de fogonazos de calidad de Juancho Hernangómez, de Brown o de Willy, mientras que Bélgica siguió con Gillet y Lecomte enchufados, 46-43 (min.26).

Otro zarpazo de Bélgica, con buena circulación de balón en ataque, le puso de nuevo por delante en el marcador, 49-52 (m.28), para acabar el cuarto con 54-57.

Sin acabar de solucionar el problema del rebote, España apostó por redoblar esfuerzos en defensa, lo que le permitió mejorar también en ataque con sendos triples de Joel Parra y Xabi López-Arostegui, pero Bélgica pagó con la misma moneda, dos triples de Jonathan Tabu y Retin Obasohan, 60-65 (m.32.40).

El empate a 65 (m.33-50) aventuró un final de infarto con los dos equipos alternando aciertos y errores. Brown y Willy fueron la única amenaza española, mientras que Lecomte se convirtió en una pesadilla.

A falta de 2 minutos, con 73-78, Guillet clavó un triple como un puñal en las aspiraciones del equipo español, que tiró los últimos segundos del partido por su precipitación hasta el 73-83 final.

- Ficha técnica:

73 - España (11+22+21+19): Brown (11), Parra (3), Juancho Hernangómez (11), López-Arostegui (7) y Willy Hernangómez (18) -cinco inicial-, Rudy Fernández (2), Pradilla (3), Garuba (6), Jaime Fernández (5), Díaz (1) y Brizuela (6).

83 - Bélgica (15+17+25+26): Lecomte (20), Bako (10), Gillet (14), Obasohan (11) y Vanwijn (8) -cinco inicial-, Bleijenbergh (3), De Zeeuw (2), Libert (2), Mwema (6), Tabu (6) y Tumba (1).

Árbitros: Saverio Lanzarini (ITA), Dariusz Zapolski (POL) y Erez Gurion (ISR). Sin eliminados

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TE PUEDE INTERESAR