España encarrila los cuartos tras ganar a Serbia en el básquet femenino

·2 min de lectura
La española Maite Cazorla (centro), las serbias Tina Krajisnik (izq) y Maja Skoric, el 29 de julio de 2021 en Saitama, Japón

España logró ante Serbia (85-70) su segunda victoria en el torneo olímpico de básquet femenino y encarriló su pase a cuartos, este jueves en Saitama, en un duelo en el que fueron clave los cuatro triples consecutivos de Maite Cazorla en el tercer cuarto.

El equipo español suma dos victorias en el grupo A, mientras que Serbia tiene una, como Canadá, que este jueves se impuso 74-53 a Corea del Sur.

Defensa, contraataque y capacidad de resistencia fueron las claves de un equipo español que se cobró la venganza de la derrota de hace unas semanas en cuartos del Europeo, cuando Serbia venció en la prórroga antes de proclamarse campeona.

Fuera del Europeo tras dar positivo al covid-19, Alba Torrens se desquitó a lo grande con 25 puntos. También brillaron la pívot Astou Ndour, con 20 puntos y 9 rebotes, y Cristina Ouviña, que rozó el triple doble (10 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias).

Lucas Mondelo celebró con una victoria sus 150 partidos al frente de España, a la que llegó en 2012, un exitoso camino en el que ha conseguido siete medallas internacionales, entre ellas plata de Rio-2016.

El duelo comenzó igualado. Pero mediado el segundo párrafo el equipo balcánico se distanció diez puntos, aprovechando que Torrens y Ndour estaban en el banquillo.

Su regreso impulsó a España, que se fue al descanso tres puntos por detrás (44-41).

- 'El aro como una piscina' -

"Vamos a ensuciar", señalaba a sus jugadoras justo antes de la segunda parte Mondelo acerca de la necesidad de evitar jugadas sencillas de las serbias.

Pero el equipo dirigido por Marina Maljkovic, hija del legendario técnico y actual presidente del Comité Olímpico Serbio Bozidar Maljkovic, fluía en ataque y seguía haciendo daño, con un planteamiento ofensivo abierto, para volver a ponerse con una decena de puntos por delante.

Buenas defensas y los cuatro triples consecutivos de Cazorla (18 puntos en total, 5/6 en triples) rescataron de nuevo a España, que finalizó el tercer cuarto un punto por encima (59-58).

"Sabíamos que iba a ser un partido duro, pero hoy el aro lo he visto como una piscina. Lo importante es que hemos sido pacientes en ataque. Lucas me dice que sea yo misma, que esté agresiva en ataque y dura en defensa. Que haga lo que sé hacer. En ataque habrá días que entren o no. Hoy lo han hecho, pero en defensa siempre intento darlo todo", analizó la jugadora canaria.

La subcampeona olímpica había despegado y ya no miró atrás, ampliando la ventaja hasta los 15 puntos finales.

pm/psr

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente