España empieza a enviar gas a Marruecos al reactivar un gasoducto que cerró Argelia

·2 min de lectura
Tubos y tanques de gas licuado en una estación petrolera polaca. (Photo: Beata Zawrzel/NurPhoto via Getty Images)
Tubos y tanques de gas licuado en una estación petrolera polaca. (Photo: Beata Zawrzel/NurPhoto via Getty Images)

Tubos y tanques de gas licuado en una estación petrolera polaca.  (Photo: Beata Zawrzel/NurPhoto via Getty Images)

España ya envía gas a Marruecos a través del Estrecho, coincidiendo con la celebración de la cumbre de la OTAN en Madrid, tras activar ambos países el gasoducto Magreb-Europa, cerrado por Argelia a finales del pasado año.

En concreto, según la web de Enagás, ya hay flujos de gas hacia Marruecos a través de Tarifa, con lo que el gasoducto se estrena de manera inversa por primera vez desde este martes.

Según fuentes del sector consultadas por Europa Press, hay un procedimiento exhaustivo para garantizar que ni una molécula de gas de Argelia pasa a Marruecos y que la conexión operará con reglas de la Unión Europea, igual que las interconexiones existentes con Francia y Portugal.

Un acuerdo bilateral tras el cierre por parte de Argelia

La semana pasada, Marruecos informó de que iba a cerrar en los próximos días su primer contrato para la compra en el mercado internacional de Gas Natural Licuado (GNL) que a continuación será regasificado en España conforme al acuerdo alcanzado entre los dos gobiernos tras el cierre por parte de Argelia del gasoducto que abastecía la península Ibérica a través del territorio alauí.

Así lo desvelaba en el Parlamento marroquí la ministra de Transición Energética, Leila Benali, según informaba la prensa local. “Hemos recibido decenas de ofertas por parte de los operadores internacionales en el sector”, indicó la ministra, adelantando que “el acuerdo será cerrado esta semana o la próxima”.

El Gobierno español anunció a principios de febrero que había accedido a la petición de Marruecos de regasificar GNL en las plantas existentes en España y enviarlo de vuelta al país vecino a través del Gasoducto Magreb Europa (GME), cerrado por Argelia en noviembre.

A finales de abril, Argelia amenazó a España con cortar el contrato de suministro de gas natural si una parte del mismo terminaba en Marruecos, país con el que rompió relaciones en agosto, tras ser informada oficialmente por el Gobierno de que se iba a proceder a revertir el flujo del GME. El Ejecutivo aseguró entonces a Argel que Marruecos solo recibirá el GNL que regasifique en España, en ningún caso gas de procedencia argelina.

Tal y como explica El País, España es ahora una de las pocas alternativas que tiene Marruecos para obtener gas tras el cierre del flujo argelino. España posee seis plantas regasificadoras operativas y Marruecos no tiene ninguna fija. La mejora de las relaciones diplomáticas entre ambos países tras el cambio de postura del Gobierno español sobre el Sáhara tiene aparentemente mucho que ver con esto.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente