España y EEUU constatan la voluntad de "estrechar las relaciones" bilaterales

La ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, y el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, constataron este viernes su voluntad de "estrechar las relaciones" de ambos países. EFE/EPA/JALAL MORCHIDI/Archivo

Madrid, 7 feb (EFE).- La ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, y el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, constataron este viernes su voluntad de "estrechar las relaciones" de ambos países.

González Laya y Pompeo mantuvieron hoy una conversación telefónica a modo de "primera toma de contacto" a petición del estadounidense, quien expresó el interés de Estados Unidos por "seguir estrechando lazos con España", informaron fuentes del ministerio español.

Los responsables de la política exterior de España y Estados Unidos tienen previsto conocerse en persona el próximo día 14 de febrero, cuando ambos coincidan en la Cumbre de Seguridad que se celebra en la ciudad alemana de Múnich.

González Laya tiene previsto viajar a Washington en las próximas semanas, aunque las fechas aún no están cerradas.

Según las fuentes, la llamada telefónica fue "muy cordial" y en ella Pompeo subrayó que Estados Unidos considera a España "un país estratégico y amigo".

González Laya y la ministra española de Defensa, Margarita Robles, acudieron el pasado miércoles a la embajada de Estados Unidos en Madrid para conocer al embajador, Duke Buchan, y abordar asuntos como la colaboración en materia de Defensa y los problemas comerciales entre ambos países.

En conferencia de prensa hoy, González Laya dijo: "El objeto de la discusión fue simplemente conocernos y empezar a trabaja juntos y a estrechar los lazos".

Fue Buchan quien le transmitió a la ministra española el interés de Pompeo en mantener una primera conversación telefónica.

Preguntada por si, en su conversación con el embajador, habían vinculado la presencia de tropas estadounidenses en España con la imposición de tasas a ciertos productos españoles, la ministra española respondió que "una relación entre España y Estados Unidos no comienza con reclamaciones, empieza con un diálogo".