España dona ayuda humanitaria para los afectados por la tormenta Eta en Panamá

Agencia EFE
·2 min de lectura

Panamá, 12 nov (EFE).- La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) entregó este jueves ayuda humanitaria a Panamá, donde más de 2.300 personas están en albergues luego de que lluvias asociadas al fenómeno climático Eta asolaron el oeste del país dejando al menos 17 muertos y 24 desaparecidos.

El director de la Aecid, Magdy Martínez Solimán, hizo la entrega de los materiales al despacho de la primera dama de Panamá, Yazmín de Cortizo, que ha estado recaudando donaciones para los afectados por las inundaciones y deslaves ocurridos la semana pasada.

"No donamos nada que no tenga calidad y dignidad. Tratamos que todo lo que se entregar a las familias, que ya bastante tienen con su situación, les pueda durar, les sirva para aguantar y afrontar las dificultades", dijo Martínez Solimán.

La donación española consistió en 1.300 bidones de 10 litros, 700 mosquiteras impregnadas, 300 kits de cocina, incluidos cubiertos y cacerolas, y 505 mantas, todo adquirido en Panamá.

"Todo lo que podemos a hacer por contribuir a la economía del país y procurar adquirir los enseres aquí en Panamá, lo compramos de tal manera que de una sola acción tengamos dos puntos positivos: el apoyo prestado a los necesitados y a la economía", explicó el director de la Aecid.

La primera dama panameña tuvo palabras de agradecimiento a España por el apoyo.

"Le agradezco toda la donación que la Agencia Española de Cooperación Internacional ha estado haciendo", expresó la primera dama.

Martínez Solimán se encuentra en Panamá desde el lunes pasado en el marco de una gira por América Latina y el Caribe que inició a finales de octubre pasado en Guatemala.

Ha sostenido reuniones con altos funcionarios panameños, como el ministro de Relaciones Exteriores, Alejandro Ferrer, o el ministro de Cultura, Carlos Aguilar.

Panamá sufre las consecuencias de las fuertes lluvias caídas la semana pasada, asociadas a Eta, que afectaron a más de 3.500 personas, de las que 2.345 están en 30 albergues, y destruyeron casas, carreteras, tendido eléctrico y siembras especialmente en áreas de la provincia occidental de Chiriquí.

Eta tocó tierra en Nicaragua el pasado 3 de noviembre como un poderoso huracán para luego degradarse a depresión tropical y llegar a Honduras, con una influencia que causó lluvias en todo el istmo, considerado una de las zonas más vulnerables a los desastres naturales.

El fenómeno meteorológico dejó más de 120 muertos y cerca de 150 desaparecidos, la mayoría en Honduras y Guatemala, así como destrucción de casas, cultivos e infraestructura pública en toda la región.

(c) Agencia EFE