España domina a Noruega y pasa a semifinales del Mundial de balonmano

·3 min de lectura

España se clasificó para las semifinales en el Mundial de balonmano masculino de Egipto al vencer 31-26 a Noruega, la vigente subcampeona del torneo, en su duelo de cuartos de final, este miércoles.

Los 'Hispanos' jugarán el viernes en busca de un billete para la gran final contra Dinamarca, la actual campeona olímpica y mundial, que necesitó la tanda de penales para deshacerse de los anfitriones egipcios, tras un empate 35-35 al término de los sesenta minutos reglamentarios y de las prórrogas. En la tanda decisiva, los daneses ganaron 4 a 3.

La otra semifinal la disputarán Francia y Suecia.

A la espera de su reto de gran dificultad del viernes ante Dinamarca, España pudo eliminar a Noruega, una de las naciones que más progresión ha experimentado en el balonmano en los últimos años, hasta el punto de colgarse la plata en los dos anteriores Mundiales, en 2017 y 2019, además del bronce en el Europeo de 2020.

España, campeona de Europa en ese torneo continental de hace un año, regresa a unas semifinales del Mundial por primera vez desde 2015.

Está por lo tanto a dos victorias de conquistar el que sería su tercer título mundial en el balonmano masculino, tras los logrados en 2005 y 2013.

En Egipto-2021 está transmitiendo buenas sensaciones.

Tras la relativa decepción del empate en el primer partido ante Brasil, España ha ganado todos los demás partidos, contra Polonia, Túnez, Alemania, Uruguay y Hungría, antes de este duelo de cuartos de final.

Álex Dujshebaev, con 8 tantos, y Rubén Marchán, con 6, lideraron a España en su victoria de este miércoles.

Noruega, que sufrió la lesión de su estrella Sander Sagosen durante el partido, volvió a estrellarse ante uno de los rivales con los que experimenta más problemas tradicionalmente, ya que no derrota a España desde hace más de dos décadas.

- Pleno de Francia -

Dinamarca llegará a su partido de semifinales todavía con el susto metido en el cuerpo tras rozar el desastre ante Egipto, que estuvo a punto de ganar en el tiempo reglamentario, antes de que un tanto al final de Magnus Landin forzara una primera prórroga.

También en el último tiempo suplementario los egipcios llegaron a ir por delante por un tanto, pero Dinamarca forzó la tanda de penales y allí la fortuna le sonrío.

En la otra parte del cuadro, Francia necesitó una prórroga para derrotar 35-32 a Hungría en cuartos.

Los 'Bleus', dos veces campeones olímpicos (2008, 2012) y seis veces oro mundial (el último en 2017), han ganado los siete partidos que ha disputado en este Mundial.

"Si me hubieran dicho que tendríamos siete victorias y siete partidos no me lo hubiera creído. Qué bello es el deporte, pueden vivir cosas así", celebró uno de los internacionales galos, Valentin Porte.

Suecia, su adversario el viernes en semifinales, venció este miércoles a Catar con autoridad (35-22).

Los cataríes habían dejado el lunes sin plaza en cuartos de final a Argentina, el equipo sudamericano que hizo mejor papel en este torneo.