España concederá la nacionalidad a todos los sefardíes con independencia de su lugar de residencia

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

España concederá la nacionalidad a todos los sefardíes con independencia de su lugar de residencia, siempre que acrediten esta condición y demuestren mantener un vínculo con nuestro país, ha anunciado hoy el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón.

El Gobierno ha diseñado un nuevo procedimiento para acelerar la concesión de la nacionalidad a los sefardíes por carta de naturaleza, es decir de manera discrecional mediante real decreto del Gobierno cuando concurran en el solicitante "circunstancias excepcionales", tal y como recoge el artículo 21 del Código Civil.

En un acto en la Casa Sefarad para anunciar la medida, el ministro ha destacado que a partir de ahora se considerará que la condición sefardí "constituye por sí misma una circunstancia excepcional que da derecho a la nacionalidad con independencia de dónde resida el solicitante", aunque será preciso demostrar el vínculo con España mediante una serie de "requisitos objetivos".

Será indispensable que el solicitante presente un "certificado" de la Federación de Comunidades Judías en España que acredite su condición de sefardí y, al margen de esto, deberá demostrar el vínculo que le une a nuestro país, "ya sea por los apellidos, por idioma familiar, descendencia directa o parentesco colateral" con sefardíes a los que ya se reconoció la nacionalidad en 1942 o por una vinculación especial con la cultura y costumbres españolas, ha precisado.

La medida va dirigida a los descendientes de aquellos sefardíes "forzosamente alejados" de la geografía española e "injustamente privados de su nacionalidad" que sin embargo han mantenido su afecto por España a través de la lengua y las costumbres, ha explicado el ministro, cuyo bisabuelo, embajador en Bucarest, fue uno de los diplomáticos españoles que libraron del Holocausto a miles de judíos concediéndoles visados para huir a España.

Aunque es difícil saber cuántos judíos podrían verse beneficiados por esta medida, el ministro ha indicado que algunos estudios estiman en unas 250.000 personas las que hablan judío español en el mundo. Según una ley del 82, los sefardíes que lleven residiendo dos años en España pueden adquirir la nacionalidad española. Ahora se trata de ampliar y acelerar la concesión de la nacionalidad a todos los judíos sefardíes, independiente del lugar donde residan.

El anterior Ejecutivo socialista, así como el actual, aprobaron varios reales decretos para conceder la nacionalidad por carta de naturaleza a grupos concretos de ciudadanos sefardíes, y ahora se trata de diseñar un procedimiento concreto para regular y agilizar estas concesiones.

El presidente de la Federación de Comunidades Judías en España, Isaac Querub, ha agradecido al Gobierno su voluntad "inequívoca e inquebrantable" para llevar adelante esta medida "más de 520 años después" del decreto de 1492 que ordenó, bajo el reinado de los Reyes Católicos, la expulsión de España de aquellos judíos que no se convirtieran al catolicismo.

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, presente también en el acto, ha enmarcado la medida en el proyecto de Marca España en el que está inmerso su departamento para mejorar la imagen del país y en su voluntad de "recobrar la memoria de la España silenciada durante mucho tiempo".

PUBLICIDAD