El BCE interviene de urgencia y la rentabilidad de la deuda española se desploma

Madrid, 19 mar (EFE).- El Banco Central Europeo (BCE) ha actuado de urgencia y por sorpresa para hacer frente a la crisis del coronavirus y ha lanzado un programa de compra de bonos de 750.000 millones que ha propiciado el desplome de la rentabilidad de la deuda española, que frena así la escalada de las últimas semanas.

Concretamente, en la sesión de este jueves, el rendimiento del bono español a diez años, el de referencia, ha llegado a bajar un 40 %, hasta tocar un mínimo diario en el 0,715 %, con la prima de riesgo rozando los 100 puntos básicos, cuarenta menos que ayer.

La rápida expansión del coronavirus fuera de China, sobre todo en Italia y en España, y el miedo a las consecuencias económicas que puede tener a nivel mundial provocó un fuerte repunte del interés exigido a la deuda soberana en las últimas sesiones.

El rendimiento del bono español a diez años ha pasado del 0,140 % de principios de marzo, hasta casi el 1,4 % en el que llegó a situarse ayer, cuando la prima de riesgo, que es el indicador que mide el grado de confianza de los inversores hacia el país, superó los 160 puntos básicos (máximos desde junio de 2016).

El fuerte repunte de la deuda soberana de las últimas sesiones se ha visto reflejado en la subasta realizada hoy por el Tesoro español, en la que ha logrado colocar algo más de 5.000 millones en deuda a medio y largo plazo, pero a un interés muy superior, lo que significa que a España le ha costado más financiarse.

Entre la deuda colocada, los bonos a tres años han pasado de tener una rentabilidad negativa, del -0,4 % -los inversores pagaban por comprar deuda española- a positiva, hasta el 0,077 %.

Pese al alza del interés, el Tesoro ha recibido una fuerte demanda por parte de los inversores.

Pero España no ha sido el único país europeo que se ha visto afectado por la venta masiva de deuda, ya que en Italia, el país con más contagios de la pandemia en el Viejo Continente, el rendimiento de su bono ha llegado a superar el 3 %, y su prima de riesgo, los 300 puntos básicos.

Incluso la rentabilidad del bono alemán, el conocido como "bund", y que es considerado el valor más seguro de Europa, ha subido en los últimos días, pasando de los mínimos históricos alcanzados a principios de marzo, en el entorno del -0,8 %, hasta el -2,05 % actual.

El "bund", pese a ser considerado un valor refugio, también se ha visto afectado por las ventas masivas de deuda. Los expertos atribuyen este hecho a que los inversores están buscando liquidez ante una posible depresión económica provocada por el coronavirus.

Los analistas de Renta4 consideran que el programa del BCE debería permitir estabilizar los mercados de deuda, aunque creen que el mercado sigue echando en falta medidas fiscales "contundentes y coordinadas".

El profesor del IE y economista jefe de Arcano, Ignacio de la Torre, también ha puesto en valor el anunció del BCE ante el peligro que puede suponer el alza de las primas de riesgo para financiar la economía y hacer frente a esta nueva crisis.

Esta medida puede evitar que salte el problema monetario de la zona euro, ha añadido el experto, para quien este programa también ayudará a que el mercado tenga liquidez y que ésta llegue al conjunto de la economía, y evitar así una depresión.

El jefe de Investigación Económica de Ostrum AM (Natixis IM), Philippe Waechter, ha explicado que, con esta acción, el banco central "asume el liderazgo en la zona euro para contener el daño económico de la epidemia" del coronavirus.

También ha destacado que el mercado esperaba una medida como ésta, con la que "aumentará considerablemente el déficit público para combatir la epidemia", y se "reducirá la fragmentación financiera surgida la semana pasada".

(c) Agencia EFE