España cierra su participación en los Juegos con el puesto 35 de Imanol Rojo

Por Pablo SAN ROMAN
El español Imanol Rojo, tras cruzar la meta de los 50 km de esquí de fondo clásico de los Juegos Olímpicos de Invierno 2018, este sábado 24 de febrero en Pyeongchang (Corea del Sur)

España cerró su participación en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang-2018 con un puesto 35 del tolosarra Imanol Rojo en los 50 km de esquí de fondo clásico, que tomaba parte en su cuarta prueba en Corea del Sur, y se mostró "contento" con su resultado.

Imanol Rojo, de 27 años, había sido 33 en la prueba en Sochi-2014, pero en estilo skating, una especialidad que se la da mejor, al alternarse ambas modalidades en los Juegos.

"El resultado es mucho mejor de lo que podría haber imaginado en clásico. Está cerca del puesto que tuve en Sochi en skating. Esta bien, me he encontrado muy bien. Ha sido una jornada muy dura y estoy contento con el resultado", afirmó Rojo al final de la prueba.

"El resultado es mejor que el de Sochi ya que en clásico me suele costar mas y hacer este puesto es increíble", añadió el esquiador guipuzcoano, que fue escalando posiciones hasta terminar en ese puesto 35.

"Estaba claro que me encontraba bien. Iba con un italiano remontando poco a poco. Igual en la última vuelta lo he pagado, pero estar cerca de los treinta tiene mucho mérito. He cumplido uno de mis objetivos, que era estar cerca de esos treinta", dijo.

Rojo entró en la meta con un tiempo de 2h19:10.1, en una prueba ganada por el finlandés Livo Niskanen (2h08:22.1).

Esta era la cuarta prueba de Rojo en estos Juegos, el más prolífico de los trece participantes españoles en los Juegos, después de haber sido 62º en los 15 km de esquí de fondo, 49º en skiatlón, y 19º en el esprint por equipos, junto a Martí Vigo.

- Rojo, el más prolífico -

"He ido de menos a más. El Top 20 con Martí me dio buenas esperanzas para este 50 km. Hacer el puesto 35 con este frío el último día, no está mal para terminar los Juegos", explicó.

Imanol Rojo tendrá 31 años en los Juegos de Pekín-2022 y no sabe si disputará sus terceros Juegos. "Primero está el Mundial del año que viene. Ya se verá", concluyó.

España se despide de esta forma de los Juegos con dos bronces ganados por Regino Hernández en snowboardcross y por Javier Fernández en patinaje artístico, un récord en la historia del deporte español en número de podios.

Queralt Castellet se llevó diploma en halfpipe, en snowboard, con su séptimo puesto. Lucas Eguibar y Laro Herrero fueron 33 y 38, respectivamente, en snowboardcross.

En patinaje artístico, Felipe Montoya terminó el 29º, mientras que Sara Hurtado y Kirill Jalyavin lograron el puesto 12º en danza.

Ander Mirambell ocupó el puesto 23º en skeleton.

En esquí alpino, donde antes de Pyeongchang se habían obtenido las dos anteriores medallas de los deportes de invierno para España, con el oro de Paquito Fernández Ochoa en Sapporo-71 y el bronce de su hermana Blanca en Albertville-92, los resultados no fueron tan buenos.

Juan del Campo no terminó ni el gigante ni el eslalon y Joaquim Salarich tampoco concluyó el eslalon.

Por último, Martí Vigo ocupó el puesto 19º en esprint por equipos junto a Imanol Rojo, pero no pudo acabar los 15 km de esquí de fondo.