España avanza en las ventas de coches electrificados, pero se estanca en la carga

·3 min de lectura

Madrid, 22 nov (EFE).- España, a pesar de los avances en la compra de vehículos electrificados, sigue estancada en el despliegue de puntos de recarga, por lo que sigue a la cola en Europa en el ritmo de desarrollo de la electromovilidad.

De acuerdo con el último Barómetro de Electromovilidad (del tercer trimestre) de la patronal española de fabricantes de vehículos Anfac, el indicador global de España ha crecido dos puntos, hasta los 25,1 sobre 100; mientras que la media europea lo ha hecho en más de seis, hasta los 58 sobre 100.

A pesar de este alza, España sigue en los últimos puestos de electromovilidad (el indicador valora la penetración del vehículo electrificado y la infraestructura de recarga instalada).

Es el tercero por la cola, solo se sitúan por debajo la República Checa (ha subido 2,5 puntos, hasta los 18,1) y Hungría (1,8 puntos, hasta los 22,9).

También se quedan por debajo de la media Italia (pasa de 27,8 puntos a 32,1) y Portugal (de 48,7 a 55,7).

La clasificación la lidera, a gran distancia, Noruega (345,6 puntos, 21,8 puntos más), seguida de Países Bajos (146,5 puntos, 10,6 puntos más) y Alemania (83,9 puntos, 10,2 puntos más).

Por detrás se sitúan Reino Unido (crece de 53,5 puntos a 60,9) y Francia (de 55,4 a 58,3 puntos).

Respecto a los valores españoles, desde Anfac se destaca que el mercado de vehículos electrificados registró en el tercer trimestre un "moderado crecimiento" de 3,3 puntos, frente al "bajo" nivel de desarrollo de las infraestructuras de recarga, que apenas creció medio punto.

La penetración del vehículo electrificado en España es de 41,3 puntos, después de que sus ventas en el tercer trimestre acumularan 16.047 unidades, el 44 % más que en el mismo período de 2020. Sin embargo, su peso en el mercado total es de un "escaso" 7 %.

La media europea es de 59,1 puntos, gracias a los crecimientos (por encima de los diez puntos) de Reino Unido, Francia o Portugal.

La infraestructura de recarga ("pieza fundamental" para la generalización del vehículo eléctrico) española obtiene una valoración de 8,8 puntos sobre 100, medio punto más, que no evita seguir en el penúltimo puesto, solo superando a Hungría. La media europea ha subido 1,8 puntos, hasta los 20,6.

España cuenta con 12.702 puntos de recarga, 855 más. El problema, explica Anfac, es que este crecimiento se centra en niveles de potencia asociados a carga lenta, que "como mucho" llegan a 22 kW (suponen el 94 % de los instalados en el período analizado).

De los de potencias superiores a 150 kW hay 89 puntos, lo que supone el 0,7 % del total de la red pública española.

Al respecto, la patronal de fabricantes recuerda que, según sus estimaciones, en 2030 se necesitarán 340.000 puntos de recarga para abastecer a los 5 millones de vehículos electrificados que se ha marcado el Gobierno en el PNIEC (Plan Nacional Integrado de Energía y Clima) 2021-2030 y cumplir los objetivos de reducción de emisiones de la Comisión Europea.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente