España anuncia 6,3 millones de euros ante el drama migratorio centroamericano

San José, 10 jun (EFE).- El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunció este jueves en Costa Rica que España hará una aportación de 6,3 millones de euros (7,6 millones de dólares) en dos años para contribuir a resolver el problema migratorio en Centroamérica.

El escenario de este anuncio fue el evento impulsado por España, Costa Rica, Guatemala, la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y la Organización de Estados Americanos (OEA) para movilizar apoyos destinados a mejorar la situación de los desplazados forzados y las comunidades que los acogen en Centroamérica y México.

Sánchez ha venido subrayando la necesidad de buscar soluciones conjuntas a este problema e incluyó a Costa Rica en una breve gira latinoamericana -que lo llevó también a Argentina- para participar en este acto y para ratificar el pleno compromiso de España con Centroamérica.

Junto a él estuvieron el presidente costarricense, Carlos Alvarado, y el de Guatemala, Alejandro Giammattei, y presencial o virtualmente participaron otros mandatarios centroamericanos, los de Argentina, Colombia y Uruguay, y representantes de Estados Unidos (la subsecretaria de Estado Victoria Nuland), la Unión Europea, Japón, Canadá, Alemania, Irlanda, Suecia y diversas organizaciones internacionales.

La participación de Sánchez coincidió con el anuncio de que se reunirá por vez primera con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el próximo lunes en la cumbre de la OTAN que se celebrará en Bruselas.

El problema migratorio en Centroamérica y México es una de las cuestiones en la que tanto la Administración española como la estadounidense tienen una visión conjunta y es posible que forme parte de la conversación que mantengan en la capital belga.

LLAMADA A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

El jefe del Ejecutivo español, uno de los impulsores del encuentro de Costa Rica, tomó la palabra como presidente en el periodo actual de la Plataforma de Apoyo al Marco Integral Regional de Protección y Soluciones (MIRPS).

Sánchez subrayó la necesidad de que la comunidad internacional sea solidaria ante el "drama" del desplazamiento forzado en Centroamérica.

Tras recordar que según los datos de Acnur hay un millón de personas desplazadas por la fuerza de esta región y que esta realidad se ceba especialmente en las mujeres y los menores, resaltó el problema añadido que está suponiendo la pandemia de coronavirus.

"Debemos actuar con urgencia para abordar esta crisis y sus fundamentos", dijo Sánchez, quien recordó que en los cinco últimos años España canalizó ayudas al desarrollo para los países del MIRPS (que ayudan a los refugiados) por valor de 350 millones de euros.

Pero la situación afirmó que obliga a redoblar esfuerzos, contexto en el que anunció la nueva aportación española por importe de 6,3 millones de euros (7,6 millones de dólares) en el periodo 2021-22 como apoyo directo a los países de acción del MIRPS.

También avanzó "una aportación pionera" al fondo de estos países que sirva para catalizar otras ayudas.

Ante la crisis de los desplazamientos llamó a centrar esfuerzos en fortalecer las capacidades de los gobiernos de las comunidades de acogida, ofrecer atención sanitaria y facilitar acceso al empleo de la población afectada.

"La decisión de emigrar -señaló- debe ser una opción libremente elegida, no una única salida ante la falta de oportunidades".

POLÍTICAS EUROPEAS

Como prueba del compromiso de España, garantizó que seguirá trabajando para que la Unión Europea dé prioridad a Centroamérica en sus políticas y continuará fortaleciendo alianzas con las instituciones multilaterales al desarrollo y con el sector privado.

De la misma forma, explicó que su Gobierno va a mantener el impulso de la capacitación técnica en áreas como la gestión de la solicitud de asilo, integración de refugiados, trata de seres humanos y la situación de los menores no acompañados.

"Hacemos un llamamiento para lograr una mayor atención de la comunidad internacional a este fenómeno y confío que este evento de solidaridad nos permita movilizar apoyos y buscar soluciones a las causas profundas del desplazamiento forzado en Centroamérica", resaltó Sánchez.

Para superar la situación afirmó que los países de la región "pueden contar con España".

Ese respaldo no sólo lo trasladó en el acto sobre migración, sino que es el mensaje central de la cumbre entre España y el Sistema de Integración Centroamericano (SICA) que se celebra igualmente en esta jornada en San José.

La ministra de Asuntos Exteriores española, Arancha González Laya, estuvo presente también en esas reuniones y mantuvo entrevistas con varios de sus homólogos centroamericanos

"Nuestra presencia aquí es para enviar una señal muy clara de compromiso con la región", manifestó en su encuentro con los cancilleres.

La agenda de Sánchez en Costa Rica continuará el viernes con varios actos de carácter bilateral.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente