España y Alemania reafirman su apuesta por el MidCat, el gasoducto al que se opone Francia

España y Alemania reafirman su apuesta por el MidCat, el gasoducto para unir la península ibérica al resto de la Unión Europea (UE) al que se opone Francia.

Así lo pusieron de manifiesto el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el canciller alemán, Olaf Scholz, en la XXV Cumbre Hispano-Alemana, celebrada en la localidad gallega de A Coruña.

El canciller alemán calificaba el MidCat como un elemento clave para "asegurar el suministro de energía".

"La península ibérica y Europa Central podrían estar conectadas en el futuro para el transporte de hidrógeno en los próximos años. Apoyo explícitamente esta construcción", decía.

El escudo antimisiles fuera de la agenda

Sobre el escudo antimisiles que propone Alemania, ambos mandatarios aseguraron que fue un tema que no abordaron, que ni siquiera estaba en la agenda. Sánchez dijo que su Gobierno lo estudiará "cuando sea objeto de debate".

Cooperación en empleo y formación

La cumbre terminó con la firma de dos acuerdos de cooperación en materia de empleo y formación y el compromiso de incrementar la colaboración en temas como energía, clima, política exterior y cooperación al desarrollo, entre otros.