España alcanza el punto álgido de la ola de calor más temprana en décadas

·3 min de lectura
Personas refrescándose en una fuente, en Madrid. (Photo: Marcos del Mazo via Getty Images)
Personas refrescándose en una fuente, en Madrid. (Photo: Marcos del Mazo via Getty Images)

Personas refrescándose en una fuente, en Madrid. (Photo: Marcos del Mazo via Getty Images)

La ola de calor que azota a España, una de las tres más cálidas de principios de junio desde que hay registros y la más temprana en décadas, seguirá dejando un ambiente asfixiante en casi todo el país al menos hasta el próximo domingo.

Pocos récords de temperaturas hasta ahora pero con registros entre 7 y 12 grados superiores a lo normal para la época, con casi todo el país en alerta por calor, teniendo en cuenta que en España aún es primavera.

De hecho, sólo dos regiones, Asturias, en el norte, y Canarias, en el Atlántico, no están en alerta, mientras que la mitad del país activó el aviso de peligro importante por temperaturas que sobrepasarán los 40 grados a mediodía y el resto, el riesgo medio.

Según ha indicado Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología de España (Aemet), esta ola de calor no es la mas intensa en España a mediados de año, ya que hasta ahora lo ha sido la que tuvo lugar del 26 de junio al 1 de julio de 2019, cuando se batieron récords de este mes y del año entero.

A pesar de ello, desde el pasado fin de semana los termómetros están disparados en toda España y entre los valores más altos registrados destacan los 43,2º de la localidad de Almadén, en el centro del país, el domingo 12, o los 27,4 de mínima en Osuna, al sur, en la madrugada del lunes.

Calima y noches tropicales

Según la Aemet, en los últimos días las máximas han subido hasta 12 grados por encima de lo habitual para la época en la mayor parte de la Península y de Baleares, y las mínimas, de 5 a 10 grados más sobre sus valores habituales.

Además del calor, habrá calima provocada por el polvo en suspensión y la masa de aire africano muy cálido que está contribuyendo a que suban las temperaturas y aumente la estabilidad atmosférica.

Las noches serán tropicales, e incluso “tórridas”, en la Meseta norte y no se descarta que no bajen de 25 grados en el centro, como en las ciudades de Madrid y Toledo, y también en puntos del sur.

El sábado 18 está previsto que llegue una depresión aislada en niveles bajos y con ella un previsible y marcado descenso de las temperaturas en la mitad occidental peninsular, y entre esa jornada y la del lunes se produciría un descenso generalizado en la mayor parte de España.

Esta ola de calor hizo que ayer se incrementara el consumo eléctrico, que marcó este martes un pico máximo de 36.268 megavatios hora (MWh) a las 13:51 horas, un 4,53 % más que el máximo del lunes y un 12,15 % por encima del que hubo el martes pasado, 7 de junio.

Ante este fenómeno, no faltan iniciativas para estar más frescos, como unos “refugios climáticos” puestos en marcha en la ciudad de Barcelona, en el Mediterráneo, que los escolares salgan antes del colegio o abaratar el precio de las piscinas públicas.

El organismo público de Protección Civil, además, reiteró los consejos habituales para estos casos, como limitar la exposición al sol, mantenerse en lugares bien ventilados, comer ligero y beber agua, vestir con colores claros, cubrirse la cabeza, evitar el ejercicio físico prolongado en horas centrales del día y estar vigilantes con los mayores, los niños y las personas enfermas.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente