España afronta las Navidades con la incidencia disparada a 911 puntos y restricciones mínimas

·4 min de lectura
Un grupo de personas paseando bajo las luces de Navidad en Madrid. (Photo: JAVIER SORIANO via AFP via Getty Images)
Un grupo de personas paseando bajo las luces de Navidad en Madrid. (Photo: JAVIER SORIANO via AFP via Getty Images)

Con la Nochebuena a la vuelta de la esquina, la pandemia sigue sin dar un respiro. La vertiginosa propagación de la variante ómicron se ha traducido en un nuevo récord de contagios. Este jueves, España ha registrado 72.912 nuevos positivos, 41.433 diagnosticados en las últimas 24 horas. Es el tercer día consecutivo en el que se baten las cifras recogidas hasta el momento.

La prueba del avance constante de la sexta ola es más que notable en el indicador de la tasa de incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes y a 14 días. En un solo día ha escalado hasta los 911 puntos, es decir, 127 más que en el último informe del Ministerio de Sanidad. Los fallecidos contabilizados se sitúan en 82. El día anterior fueron 50.

La situación no es mejor en otros países de Europa, donde Reino Unido ha notificado 106.122 en el último día, con una incidencia de 1.556 puntos. Si se mira a Francia los contagios han ascendido a 84.272 y una tasa de 1.117 casos. O Italia, que con 36.293 nuevos diagnóstico su Gobierno ha seguido la estela de España decretando nuevas restricciones este jueves. Y, precisamente, en las limitaciones está la clave de cómo afronta nuestro país unas fechas marcadas por los grandes festejos y las reuniones familiares.

Unas restricciones mínimas

La situación epidemiológica que se está viviendo en el país no ha sido pasada por alto por el Gobierno, que esta mañana celebraba una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros para activar las primeras medidas de su plan de choque contra el alza de contagios.

Desde la madrugada de este viernes, la mascarilla vuelve a ser obligatoria en los espacios al aire libre, una cuestión que no ocurría desde el pasado 26 de junio. También se ha aprobado un plan de refuerzo del personal sanitario, mediante la asignación de una partida de 7.000 millones, y del cual uno de sus ejes es autorizar la contratación de personal jubilado y con titulación de fuera de países miembros de la Unión Europea.

A pesar de ello, estas iniciativas han sido rechazadas por la oposición al Ejecutivo y por parte de sus socios habituales en el Congreso, como ERC o Más País, al considerar que se trata de un plan con restricciones mínimas. De hecho, tras la Conferencia de Presidentes celebrada, ha habido comunidades autónomas que ya han anunciado que irán más allá a la hora de restringir la circulación del virus y, por ende, de la población.

La región que va a aplicar las medidas más severas vuelve a ser Cataluña. Este jueves ha conseguido aval judicial -y un buen precedente para las que se dispongan a seguir sus pasos- para decretar el toque de queda en 126 poblaciones. Va a afectar a áreas de población tan grandes como es Barcelona y las capitales de provincia.

Murcia no se ha quedado atrás. El Gobierno autonómico del popular Fernando López Miras también ha dado pistas de por donde pueden ir los tiros de otros Ejecutivos si la situación continúa desbocada en los próximos días. Se cerrará la actividad no esencial entre la una y las seis de la madrugada, lo que en la práctica supone acabar con el ocio nocturno de un plumazo. Con el que se realiza en establecimientos porque la medida por sí sola no garantiza la celebración de botellones.

La situación en hospitales y las UCI

La gran pregunta y el temor del impacto real, más allá de las escenas de una Atención Primaria saturada en Madrid, es qué está pasando en los hospitales. La realidad es que esta sexta ola del coronavirus no está afectando a la presión hospitalaria en España como lo hicieron las restantes, pero sí se está notando un alza. Aunque sea mediante el aumento progresivo de décimas. A nivel de todo el país, la ocupación hospitalaria ha pasado del 6,23% al 6,40%, mientras que en cuidados intensivos del 15,77% al 16,27%.

En estos momento, hay 7.924 personas hospitalizadas en toda España, pero de ellos, 1.515 están en una cama de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Son 49 más que el miércoles. La situación es dispar, entre fluctuaciones, en las distintas comunidades autónomas. Cataluña (32%) y Melilla (29,4%) tienen la mayor presión en UCI seguidas de País Vasco (21,3%), Aragón (20%), la Comunidad Valenciana (21,4%), Navarra (21,1%), Castilla y León (21%), La Rioja (18,8%), Baleares (18,7%) y Cantabria (20,3%).

La situación es más favorable que las pasadas navidades por lo evidente, la vacunación. Y esta conforma la otra pata de esta estrategia del Gobierno, que confía en lograr atajar los contagios mediante la aceleración de las dosis de refuerzo de la vacuna.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente