España | 2022, el año más caluroso y uno de los más secos de la historia

España vivió en 2022 el año más caluroso desde que se tienen registros, según informó el lunes el servicio meteorológico nacional del país, que añadió que varias ciudades del norte también registraron temperaturas inusualmente cálidas el día de Año Nuevo de 2023.

España registró una temperatura media anual de casi 15,5 grados centígrados, la más alta desde que comenzaron los registros en 1916, dijo la oficina meteorológica nacional Aemet en un tweet. Fue la primera vez que la temperatura media anual superó los 15 grados centígrados, añadió la oficina.

En España, las temperaturas se dispararon repetidamente en sucesivas olas de calor desde mayo hasta octubre, con el mercurio por encima de los 40 grados centígrados en amplias zonas del país.

Excepto marzo y abril, los meses restantes de 2022 fueron "más cálidos de lo normal, especialmente mayo, julio y octubre, que fueron extremadamente cálidos", dijo la oficina meteorológica en un informe preliminar el mes pasado.

El clima excepcionalmente cálido continuó en el nuevo año, con varias ciudades del norte registrando máximos históricos el día de Año Nuevo. El aeropuerto de Bilbao alcanzó los 25,1 grados centígrados, la temperatura más alta registrada en la ciudad en enero y más propia de un día de verano que del comienzo del año, según el servicio meteorológico nacional.

España también registró uno de sus años más secos en 2022, ya que sólo 2005 y 2017 recibieron menos precipitaciones, añadió.

Los embalses del país se encontraban al 43% de su capacidad a finales de diciembre, por debajo de la media de 10 años del 53%, según el Ministerio de Medio Ambiente.

Barcelona y amplias zonas de Cataluña (noreste de España) han impuesto restricciones de agua debido a la falta de precipitaciones.

Las medidas incluyen prohibir el uso de agua potable para lavar el exterior de las casas o los coches o para llenar piscinas, y reducir la cantidad de agua utilizada para el riego.

Las abrasadoras temperaturas de este verano han causado la muerte de 4.744 personas en España, según una estimación de un instituto de salud pública basada en el número de muertes registradas en exceso durante el periodo.

El año excepcionalmente seco y caluroso favoreció unos incendios forestales devastadores que arrasaron más de 300.000 hectáreas de terreno en España, según el servicio de vigilancia por satélite EFFIS de la Unión Europea, la mayor cantidad en más de dos décadas.