Una escultura hiperrealista refleja en Bilbao la invisible soledad de los mayores

1 / 3
El escultor mexicano Ruben Orozko, (d) junto a su obra "Mercedes" una escultura hiperrealista, que pretende sensibilizar a la sociedad sobre la soledad entre las personas mayores, este jueves presentado por la fundación BBK . EFE/LUIS TEJIDO.

Bilbao, 28 nov (EFE).- Una escultura hiperrealista, réplica a tamaño real de Mercedes, una mujer de casi 89 años, representa en Bilbao la "invisible soledad" que sufren las personas mayores, una experiencia que puede ocurrir en cualquier etapa del ciclo vital, pero que es más acusada en la vejez.

Instalada en un banco del céntrico Paseo del Arenal, la escultura hiperrealista de una de estas personas, sosteniendo un reloj entre sus manos, es obra del artista mexicano Rubén Orozco y lleva por título "La última persona fallecida en soledad", como símbolo de esta realidad y del inevitable paso del tiempo.

Se trata de la iniciativa "Invisible soledad", de la Fundación BBK, que busca concienciar de "un problema tan grave, cuyo reflejo más crudo se da cuando los mayores fallecen en total soledad, sin que nadie se dé cuenta de ello", ha señalado en el acto de presentación el presidente de BBK, Xabier Sagredo.

La pieza, esculpida por el artista hiperrealista mexicano, está inspirada en Mercedes, una mujer bilbaína de casi 89 años que lleva tiempo viviendo una situación de soledad no deseada y, por lo general, su único contacto social semanal es la atención que recibe de una voluntaria de Cáritas y la visita ocasional de algún sobrino.

"Antes tenía mi vida, pero ahora no tengo nada. Se te van muriendo los amigos, se te va muriendo la familia, que era una ayuda tremenda. Los tenías a tu alrededor aunque no estuvieran en tu casa, pero cuando falla la familia, y la sociedad, que tampoco acompaña mucho...", lamenta la protagonista de la campaña.

Para Mercedes, "hay días sin una sola palabra de la mañana a la noche. Es como si estuvieras muerta en vida".

Hoy, emocionada y con una sonrisa, la propia Mercedes se ha sentado en el banco para posar, por primera vez, junto a la pieza, que "es una muestra de que el artista ha conseguido verle el alma", según ella.

La réplica hiperrealista de Mercedes pasa desapercibida para los turistas y locales que pasean por el Arenal. Todos la ven, pero más de uno tarda un rato en llevarse la sorpresa de que no se mueve, de que es una escultura y no una realidad.

La realidad que refleja esta obra, que permanecerá en el Arenal hasta el próximo domingo, 1 de diciembre, y después será trasladada a la sede de la BBK, en Gran Vía, "suele pasar desapercibida, pero afecta a más de dos millones de personas en España", ha subrayado Sagredo.

En el caso de Euskadi, en concreto, son más de 106.000 personas las mayores de 65 años que sufren este abandono, de las que veintisiete mil son varones y setenta y nueve mil quinientas, mujeres, como Mercedes, según los datos facilitados por el presidente de BBK.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la soledad es "la epidemia del siglo XXI", ya que por primera vez en la historia, la mayor parte de la población tiene una esperanza de vida igual o superior a los sesenta años y se calcula que, para 2050, habrá unos dos mil millones de personas en esa franja de edad.

Asimismo, un estudio elaborado en 2018 por el instituto de investigación de la salud, Institute for Health Metrics and Evaluation, asegura que de mantenerse la tendencia actual, España será el país más envejecido del mundo para 2050, superando incluso a países como Japón.