Escuela de Miami vende paneles antibalas para las mochilas de sus estudiantes

Casi 5 años y cientos de tiroteos después de la masacre en la escuela primaria de Sandy Hook, muy pocos padres albergan esperanzas de un mayor control de las armas en Estados Unidos.

En vista de los tiempos que corren, centros escolares y padres han adoptado otra postura: entrenar a los menores para que sepan cómo defenderse en caso de verse en medio de un tiroteo.

Alex Cejas demuestra cómo funciona el panel antibalas. (Charles Trainor Jr. /Miami Herald via AP)

Y así lo ha hecho Florida Christian School, una escuela privada de Miami, a la que asisten estudiantes desde primaria hasta bachillerato. Aunque está ubicada en un apacible vecindario de la ciudad, las autoridades escolares consideran que en las circunstancias actuales, es mejor estar preparado en caso de convertirse en escenario de una tragedia.

Por eso el plantel ha comenzado a vender paneles a prueba de balas que los estudiantes pueden colocar en sus mochilas, por el precio de 120 dólares cada uno.

George Gulla, decano de estudiantes y jefe de seguridad escolar en Florida Christian School, dijo a CNN que los paneles a prueba de balas agregarían “otro nivel de protección” a los estudiantes de preescolar a 12 °grado “en el caso de un tirador activo”.

La escuela no ha sufrido un incidente de ese tipo, afortunadamente.

“Los maestros están entrenados para instruir a los estudiantes a usar sus mochilas como un escudo para protegerse”, dijo Gulla a CNN en un correo electrónico.

La iniciativa surgió durante un entrenamiento en caso de un tirador activo. Alex Cejas, quien tiene a sus hijos de 11 y 13 años en la escuela, fundó y dirige Applied Fiber Concepts, una compañía de armadura corporal basada en Hialeah. Cejas colocó en sus mochilas placas de armadura blanda que fabrica.

(Charles Trainor Jr. /Miami Herald via AP)

Los paneles pesan menos de una libra y pueden resistir el impacto de balas de una .44 Magnum y una .357 SIG pero no de rifles, lo que requeriría un blindaje más grueso y pesado. Cejas y la escuela negociaron y llegaron al acuerdo de que el centro escolar ofrecería el aditamento vía la compañía del empresario.

La reacción de los padres de la escuela ha sido positiva ante la oferta de los paneles antibalas, aunque desde luego muchos han recordado los tiempos en que nadie pensaba que la armadura corporal sería tan necesaria en una mochila como una bolsa de almuerzo.

Tal como están las cosas con la violencia por armas de fuego en Estados Unidos, nos atrevemos a predecir que Cejas está recibiendo muchos pedidos de sus paneles antibalas.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines