Se escucha gritar "¡rojo!" en el Congreso, pero esta vez no es lo que piensas

·2 min de lectura

Tensión y nervios en una sesión de máxima importancia en el Congreso. Este jueves, los diputados votan la convalidación del decreto de medidas anticrisis del Gobierno para paliar las consecuencias económicas y sociales de la guerra de Ucrania. En un debate marcado por el telón de fondo del choque entre ERC y el Ejecutivo por el caso Pegasus, se prevé una votación ajustada en la que el anuncio del voto favorable de EH Bildu ha sido decisivo y permite prever que el decreto saldrá adelante. Sobre todo al confirmar el PP que votará en contra.

No obstante, en el recuerdo de muchos todavía persiste lo sucedido hace unos meses en la convalidación de la reforma laboral. En aquella votación, el Ejecutivo logró la aprobación por un solo voto, el del diputado del PP Alberto Casero que se equivocó al emitir el sufragio de forma telemática.

En este sentido, y prueba de cualquier mínimo error puede condicionar todo el proceso, han quedado patentes en el Hemiciclo los esfuerzos para que nadie se equivoque. Precisamente, durante la votación de las diversas enmiendas, ha tenido lugar un detalle curioso.

Detalle de la mano de una diputada marcando a sus compañeros qué opción votar en el Congreso de los Diputados en Madrid durante el pleno celebrado este jueves. (Photo: JUAN CARLOS HIDALGO / EFE)
Detalle de la mano de una diputada marcando a sus compañeros qué opción votar en el Congreso de los Diputados en Madrid durante el pleno celebrado este jueves. (Photo: JUAN CARLOS HIDALGO / EFE)

Detalle de la mano de una diputada marcando a sus compañeros qué opción votar en el Congreso de los Diputados en Madrid durante el pleno celebrado este jueves. (Photo: JUAN CARLOS HIDALGO / EFE)

″¡Rojo!”

Cada vez que se procedía a la votación de una de estas enmiendas se ha escuchado un claro grito de fondo sumado a los habituales de ‘sí’ o ‘no’: ”¡Rojo!”. No se trata de descalificativo alguno o una exclamación con contenido político. Todo apunta a que se trata de un intento de algún diputado para asegurarse de que nadie se equivocaba a la hora de elegir el sentido de su voto, puesto que los diputados tienen la opción de votar ‘sí’ (en color verde), ‘no’ (color rojo) o ‘abstención’ (amarillo); igual que ocurre en el sistema telemático.

Precisamente, la socialista Pilar Cancela ha confirmado que es una práctica habitual y ha apuntado que se trataba del diputado del PSC José Zaragoza.

De hecho, también es habitual que se vean gestos con los dedos de las manos, con la que algunos diputados recuerdan a sus compañeros qué votar exactamente en cada momento, puesto que durante la votación de enmiendas puede generarse cierta confusión, al no coincidir el apoyo a estas con el sentido final de lo que votarán, por ejemplo, en la convalidación.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente