Escocia no podrá convocar a un nuevo referéndum sobre su independencia sin el aval de Londres

REUTERS - POOL

Edimburgo no puede realizar una nueva consulta sobre su independencia del Reino Unido sin el acuerdo de Londres, dictó el miércoles la justicia británica, complicando los planes de la primera ministra nacionalista Nicola Sturgeon, quien rechazó sin embargo darse por vencida.

Con Daniel Postico, corresponsal de RFI en Londres, y AFP

Se trata de una decisión histórica. El partido nacionalista escocés, que gobierna en Escocia con una mayoría independentista, había preguntado al Tribunal Supremo británico si podía legislar en el parlamento regional escocés una ley para celebrar un segundo referéndum de independencia sin el consentimiento de Londres. Su líder, Nicola Sturgeon, lo había convocado para 2023.

El presidente del Supremo, Lord Reed, ha dicho que no porque se trata de un asunto reservado al parlamento central de Londres, según la ley de 1998 que devolvió el parlamento a Escocia. Los nacionalistas escoceses se habían referido también al derecho de autodeterminación incluido en la legislación internacional, pero Lord Reed ha afirmado que éste solo se aplica en colonias o nacionales oprimidas y que no es el caso de Escocia.

La primera ministra escocesa Nicola Sturgeon se declaró "decepcionada" por una decisión que en su opinión "no hace la ley, solo la interpreta". La líder nacionalista escocesa, ha replicado que no se le puede negar el derecho a decidir su futuro a Escocia y acaba de decir que convertirá las próximas elecciones generales de 2024 en un referéndum ‘de facto’ con la única pregunta de si quieren que Escocia sea independiente para seguir presionando al gobierno de Londres, el gran ganador.

El principal argumento contra la secesión fue que esta dejaría a Escocia fuera de la Unión Europea.


Leer más sobre RFI Español