Escepticismo ante el anuncio de apertura del mercado financiero chino

El viceministro de Hacienda chino, Zhu Guangyao, ofrece una rueda de prensa. EFE/Archivo

Pekín, 10 nov (EFE).- La ansiada apertura del mercado financiero chino, anunciada hoy por las autoridades del país, ha generado escepticismo en el sector, hasta ver cómo se implementan las medidas y cómo pueden aprovecharlas las compañías extranjeras.

"Todavía tenemos que esperar y ver cuántos bancos extranjeros podrán convertirse en accionistas mayoritarios de empresas conjuntas chino-extranjeras de la industria de gestoras de fondos, valores y futuros o tener una posición mayoritaria en un banco doméstico", advirtió a Efe la Cámara de Comercio Europea.

A pesar de que calificó como "necesaria" esta apertura para que haya en este país de régimen comunista una distribución más eficiente del capital, el organismo lamentó que la noticia llega "algo tarde", y que ahora será difícil para las compañías extranjeras en China aprovechar los cambios como harán las domésticas.

La institución también se mostró desconfiada sobre la posibilidad de que en la práctica el Gobierno chino solicite a las empresas internacionales "licencias adicionales" o que les obligue incluso a hacer frente a otro tipo de restricciones.

En la misma línea se manifestó Lester Ross, socio en Pekín de la firma legal WilmerHale, quien dijo a Efe que el hecho de que la liberalización se produzca mucho tiempo después de que la industria doméstica haya despegado "ralentizará la introducción de buenas prácticas por parte de compañías internacionales".

Los analistas de la consultora Capital Economics consideran "alentador" que China elimine las restricciones al capital extranjero en el sector financiero, pero no ven claro cuándo sucederá.

"Es poco probable que a las empresas foráneas se les permita competir libremente con sus rivales de propiedad china. Los beneficios para China de una inyección de capital y de 'expertise' están claros; los beneficios para las firmas extranjeras si se ponen en su contra no lo están tanto", sentenció la firma.

Por su parte, Craig Botham, economista de mercados de emergentes de la gestora de fondos británica Schroders, duda de la velocidad con la que se aplicarán los cambios, entre otros motivos por "la considerable regulación requerida en China".

Este experto explicó a Efe que una de las ventajas de esta apertura de los mercados financieros es que ayudará al país en su objetivo de desapalancar su economía sin dañar al crecimiento.

"Si el ratio de endeudamiento se puede reducir con la ayuda de inversores extranjeros, esta sería una solución de relativamente bajo coste para el problema al que se enfrenta el Gobierno chino", apuntó, al tiempo que advirtió de que los inversores extranjeros deben ser "precavidos por la dudosa calidad" de los activos chinos.

Pocas horas después de la salida de Donald Trump del país, el Gobierno chino anunció hoy una apertura histórica de su sector financiero, que permitirá a las empresas extranjeras convertirse en socios mayoritarios de bancos domésticos, aseguradoras, gestoras de fondos y firmas de valores y futuros.

Además, eliminó el cupo máximo del 25 % para el conjunto de accionistas extranjeros en una de esas entidades financieras y el límite máximo del 20 % en la compra de acciones de bancos o gestoras de fondos de este país para accionistas individuales de otros países.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines