Un escándalo con una exnovia hoy habría acechado el ascenso de Evan Peters en Hollywood

·6 min de lectura

Evan Peters está en boca de todos los que hincaron el diente a la historia del asesino caníbal que interpreta en Netflix. Dahmer no lleva ni tres días en la plataforma y al momento de escribir este artículo ya es la serie más popular del servicio en Inglaterra, Argentina y otros países, mientras en España acecha el podio desde la segunda posición. Solo hay que hacer un repaso por Twitter para comprobar que tanto el actor como el título de la serie se van alternando entre las tendencias de cada día, generando conversación a lo largo del planeta.

Sin embargo, la aprobación viral que Evan Peters está recibiendo sería muy diferente si su ascenso a la cima de la notoriedad mundial hubiera llegado hace unos años, cuando rellenó titulares a raíz de un escándalo amoroso.

Evan Peters como Jeffrey Dahmer en 'Monstruo: La historia de Jeffrey Dahmer'. Cr. © 2022
Evan Peters como Jeffrey Dahmer en 'Monstruo: La historia de Jeffrey Dahmer'. Cr. © 2022

Es probable que pocos lo recuerden pero después de conquistar a los espectadores de American Horror Story como el fantasma sociópata de la primera temporada (2011), y el paciente psiquiátrico acusado de asesinar a su esposa en la segunda (2012), se dio a conocer que había comenzado una relación con la actriz Emma Roberts. La sobrina de Julia Roberts. Se habían conocido en 2012 en el rodaje de la comedia dramática Adult World y poco después volvieron a trabajar juntos en la tercera temporada de ASH, Coven.

Sin embargo, justo por aquel entonces, en 2013, cuando él tenía 26 años y ella 22, generaron titulares por un altercado dramático. Mientras se encontraban en un hotel de Montreal, Canadá, alguien dijo escuchar una fuerte discusión y llamó a la policía. Según la información publicada por aquel entonces por TMZ, la pareja se habría golpeado mutuamente pero los agentes arrestaron a la actriz porque su novio tenía presuntamente la nariz ensangrentada y la marca de una mordida. Peters se negó a presentar cargos y Emma fue liberada horas más tarde.

A continuación ambos facilitaron un comunicado conjunto describiendo lo ocurrido como “un incidente desafortunado y un malentendido” y anunciaron que la pareja “estaba trabajando unida para superar” lo ocurrido (US Magazine).

En aquel entonces la relación se convirtió en uno de los temas habituales de los tabloides, que analizaban las fotos captadas por los paparazi intentando descifrar si estaban en crisis, si tenían marcas en el cuerpo como consecuencia del altercado, si sonreían, si se abrazaban, etc.

BEVERLY HILLS, CA - 13 DE ENERO: Los actores Evan Peters y Emma Roberts asisten a la 14ª fiesta anual de los premios Globo de Oro de Warner Bros. e InStyle celebrada en el Oasis Courtyard del Beverly Hilton Hotel el 13 de enero de 2013 en Beverly Hills, California. (Foto de Jason Merritt/Getty Images)
BEVERLY HILLS, CA - 13 DE ENERO: Los actores Evan Peters y Emma Roberts asisten a la 14ª fiesta anual de los premios Globo de Oro de Warner Bros. e InStyle celebrada en el Oasis Courtyard del Beverly Hilton Hotel el 13 de enero de 2013 en Beverly Hills, California. (Foto de Jason Merritt/Getty Images)

Al final la relación fue una verdadera montaña rusa. Cinco meses después daban la sorpresa al anunciar que Peters le había pedido matrimonio, pero rompían el compromiso en 2015. Sin embargo, retomaron la relación tres meses más tarde para volver a romper en mayo de 2016. Emma Roberts comenzó otra relación con el director Christopher Hines pero poco después lo dejaba y volvía con Peters en septiembre del mismo año. Al final, todo terminó definitivamente en marzo de 2019 y poco después la actriz comenzó una relación con el padre de su hijo nacido en 2020, Garrett Hedlund, de quien se separó a inicios de 2022. Según una fuente cercana a Peters consultada por US Weekly en 2019, él estaba enamorado de Emma pero la relación “se hizo muy tóxica”.

El asunto no terminó pasando a mayores a nivel mediático. Quizás porque no eran tan famosos o conocidos como lo son ahora por diferentes generaciones, aunque personalmente tal vez esté más relacionado con que tanto Hollywood como la sociedad lamentablemente no estaba prestando atención o juzgando este tipo de incidentes como ahora. De trascender un altercado de estas características en la actualidad, la intolerancia hacia el abuso doméstico y la cancelación seguramente alzarían sus voces colocando un foco mediático oscuro sobre ambos. Porque si hoy en día tuviéramos a dos jóvenes estrellas en alza protagonizando una noticia que hablara de supuestos golpes y nariz ensangrentada, no me cabe la menor duda de que Twitter ardería con el asunto y sus protagonistas lo tendrían crudo para recomponer su imagen pública. Incluso sin saber a ciencia cierta qué sucedió. Después de todo, la moda de comentarlo todo, opinar y juzgar a golpe de tuit tiene el poder de encaminar una conversación global sin que el personaje en cuestión tenga mucho control sobre ello.

Al final el tiempo pasó y, en este caso en particular, ambos se libraron de que la polémica acechara sus carreras para siempre. Los dos continuaron trabajando y a casi una década del incidente, Evan Peters da la nota gracias a Dahmer, dando a conocer su talento camaleónico a otro público del que siempre le siguió la pista.

Porque durante varios años parecía que solo aquellos que veíamos American Horror Story éramos conscientes de sus transformaciones para la cámara. Después de interpretar a un abanico de personajes variopintos en nueve de las diez temporadas la antología, se terminó convirtiendo en unos de los favoritos. Una presencia que, ya sea como novio fantasma, paciente de un manicomio, peligroso asesino o misógino en busca de poder, se volvió obligada para muchos espectadores y único motivo para seguir viendo cada temporada. Y si bien logró generar conversación como el Quicksilver más gamberro de X-Men: Días del futuro pasado, su paso por la estratosfera de la popularidad se quedó a medio gas, siendo Mare of Easttown la serie que logró colocarlo en el mapa del público global como aquel policía inocente y leal que acompañó a Kate Winslet.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Pero todo parece haber cambiado gracias su nuevo trabajo de la mano de Ryan Murphy (después de AHS y Pose) donde el joven actor consigue erizarnos la piel con su interpretación del asesino en serie Jeffrey Dahmer. Porque a pesar de la previsibilidad de la historia, su trabajo es tan intrigante como espeluznante, dando forma a una mente perversa, sádica, traumatizada e imprevisible utilizando todas sus herramientas. Desde los movimientos físicos a sus andares, pasando por la intensidad de su quietud o la maldad que emana su presencia.

Y el resultado se está traduciendo en el aplauso viral que está recibiendo a golpe de tuits plagados de admiración que sentencian su ascenso a la cima de Hollywood. Sin embargo, como apuntaba previamente, si la popularidad global hubiera tocado a su puerta cuando hacía sus primeros pinitos con American Horror Story, es muy probable que el escándalo hubiera truncado el momento de gloria.

Más historias que te pueden interesar: