Escándalo en India: miles de personas son vacunadas con agua

·2 min de lectura
Una profesional sanitaria india, vacunando a una mujer, en una foto de archivo (Photo: Sonu Mehta / Hindustan Times via Getty Images)
Una profesional sanitaria india, vacunando a una mujer, en una foto de archivo (Photo: Sonu Mehta / Hindustan Times via Getty Images)

Escándalo en India. Miles de personas han recibido dosis de agua salina en vez de la vacuna contra la covid en varios centros fraudulentos de vacunación en el estado occidental indio de Maharashtra. Hay unas 2.500 personas afectadas que en lugar de la vacuna Covishield, han recibido agua salina, en varios puntos de la ciudad de Bombay.

Los pinchazos ‘falsos’ de esta versión india del fármaco de AstraZeneca se han producido durante los meses de mayo y junio, según ha informado el comisionado adjunto de la policía de la localidad, Vishal Thakur.

Hasta el momento hay 14 detenidos acusados de este fraude, entre los que se incluyen varios médicos y trabajadores sanitarios que “de alguna manera, pertenecen al campo de la medicina”, ha precisado Thakur.

No se descartan que salgan a la luz más escándalos, pues ya se había alertado de otros supuestos casos de vacunación fraudulenta en otras regiones del país en los últimos dos meses. Se trata del período en el que el Gobierno indio autorizó la vacunación de toda la población adulta, ampliando al máximo los grupos de edades permitidos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Aunque, actualmente, la vacunación en India se hace de manera gratuita, la política pública inicial establecía que el Estado cubriría solo las dosis de mayores de 45 años. Por tanto el resto de la población debía asumir el coste de su propio bolsillo.

Antibióticos en vez de vacunas en Calcuta

Por otra parte, también han sido detectados supuestos “campos de vacunación de covid organizados por personal no autorizado” en la ciudad de Calcuta, según una carta del secretario de Salud indio, Rajesh Bhushan, dirigida al gobierno de la región en la que exigía su investigación.

Esta alarma saltó después de que la policía recibiera denuncias sobre al menos dos centros de vacunación no autorizados en la urbe, en los que se estaban suministrando antibióticos en vez de vacunas contra el coronavirus.

El suceso hizo que cientos de manifestantes saliesen a las calles de la capital bengalí para protestar contra la supuesta responsabilidad del gobierno local en el fraude.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente