Es por esto que la vainilla es la planta favorita de la perfumería, y con la que puedes -además- hacer un perfume casero

·4 min de lectura

Describir el aroma de la vainilla, por lo menos el que conocemos de forma masiva, podría pasar por palabras como tibieza, confort, dulzura, calma. Incita al disfrute, al descanso e incluso, combinado con otras fragancias podría decirse que es provocativo, tentador. No en vano es de los olores más populares en productos de belleza, y también en la gastronomía: dos tópicos tentadores, sin duda.

No se puede negar que las fragancias evocan momentos, lugares, personas, e incluso pueden influir positivamente en nuestro bienestar. Aunque aún el campo de la aromaterapia amerita mayor respaldo científico, algunos estudios han demostrado, según se indica en el portal de Clínica Mayo demostraron que puede contribuir con el alivio de la ansiedad, la depresión, mejora el sueño, y puede mejorar la calidad de vida de personas con enfermedades crónicas.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Se considera que lo que ocurre es que los receptores olfativos de la nariz, envía mensajes al sistema nervioso y los conduce hacia el sistema límbico, el cual controla las emociones, los instintos sexuales, el hambre, y la memoria. Esto explica muchas cosas.

El hecho es que la vainilla, utilizada desde hace muchos años en distintos ámbitos, es poseedora de una fragancia tan cautivante que se ha reproducido sintéticamente con gran éxito y es mucho más económica. En un artículo de la Universidad Nacional Autónoma de México, la doctora Araceli Pérez Silva, quien es investigadora del Instituto Tecnológico de Tuxtepec y especialista en vainilla, dice que la fragancia que conocemos e identificamos popularmente como vainilla es producida por la vainillina sintética, pero la natural por supuesto que también es fragante.

El aroma de la vainilla natural responde a distintos factores. “Las vainas beneficiadas de la orquídea, además de vainillina natural tienen distintos compuestos volátiles, que de acuerdo a sus concentraciones, puede formar diferentes perfiles aromáticos, dice Pérez y agrega que estas concentraciones aromáticas se ven influenciadas por la zona geográfica de cultivo y las condiciones climáticas, entre otros aspectos.

Vanilla pods
(Getty Creative)

La especialista destaca que, además de su aroma, la vainilla cuenta con propiedades antioxidantes, antimicóticas, antimicrobianas y afrodisiacas.

Para los perfumistas, esta flor es protagonista en muchas fragancias comerciales. Esto se debe a que su fragancia es considerada universalmente como agradable, se le adjudican propiedades tranquilizantes y ofrece asociaciones positivas de la infancia, según refieren en el portal La Central del Perfume.

El aroma perfecto en casa

Según un artículo científico publicado en Seminarios en Medicina Integrativa, la gran popularidad histórica de la vainilla proviene de su participación en la gastronomía, pero sus usos botánicos también son de larga data pues las culturas antiguas mesoamericanas honraban a esta orquídea y la usaban en remedios de diversa índole. Europa también fue conquistada por su sabor y fue usada tradicionalmente en pociones de amor.

Con tanto camino recorrido y popularidad, es natural que todos deseemos disfrutar en lo posible de tantas cualidades, de manera que el experimento de lograr una fragancia casera es bastante tentador.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Para ello se sugiere tener entre una y cuatro vainas de vainilla; aceite de almendras o jojoba; un envase hermético para nuestro perfume de vainilla; un filtro de papel, y alcohol de entre 70 y 85 grados.

Para la preparación, se abren por la mitad las vainas y se raspa el contenido, que es como una pasta color chocolate y las vainas raspadas también pueden cortarse en pequeños trozos o molerlas y todo se coloca en un envase, preferiblemente de vidrio, sonde se cubrirá con el alcohol. Se tapa para guardarlo en un lugar fresco y seco de cuatro a seis semanas, tiempo durante el cual se debe mezclar muy bien una vez a la semana.

Transcurrido el tiempo, se cuela la mezcla con el filtro de café; se le añaden unas veinte gotas de aceite y se guarda en un envase para perfume o con vaporizador. Se debe mantener bien tapado y almacenado en un lugar fresco y seco.

Hay que decir que este tipo de fragancias no son muy duraderas, pero pueden usarse en un difusor para el hogar o para perfumarnos nosotros mismos.

Cabe recordar que para elaborar cualquier receta de remedios caseros debemos conservar la pulcritud de los espacios y de los implementos que se utilizarán. Asimismo, aunque las recetas de remedios y productos de belleza caseros no tengan ingredientes químicos, es conveniente asegurarnos de que no sufrimos de alergias o irritaciones aplicándolos primero en un pequeño espacio de piel.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

EN VIDEO:

Mira de cerca los secretos de los perfumes más caros del mundo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente