¿Es Irán la nueva Venezuela?

El presidente de Vox, Santiago Abascal, durante su participación esta mañana en un desayuno-coloquio organizado por el Club Siglo XXI. EFE/Juan Carlos Hidalgo
El presidente de Vox, Santiago Abascal, durante su participación esta mañana en un desayuno-coloquio organizado por el Club Siglo XXI. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Ya es oficial. Irán financió un partido político español. Pero no fue Podemos. Fue Vox. Obviamente desde Vox se niega cualquier injerencia del régimen iraní, el mismo al que acusaban de estar financiando a Podemos y que nunca se pudo probar. Destapado por el diario ‘El País’, el partido de Santiago Abascal se ha puesto manos a la obra para intentar blanquear la operación, aunque hay un par de detalles que chirrían.

Primero, ¿por qué si las donaciones son totalmente legales las han negado hasta que El País ha dado con las pruebas?

Las respuesta es clara. Teniendo en cuenta que Vox es un partido que está creciendo a lomos de las mentiras y las verdades a medias, le salía más barato negar la información y que el lector pensase que era un ataque de sus contrincantes que dar la cara. A Vox no le importa que media España se sonroje con sus prácticas, lo que le importa es ir ganando adeptos aunque estos lo hagan en base a falsedades.

Y segundo ¿Por qué Abascal no ha salido a dar la cara con la de veces que ha acusado sin pruebas a otros partidos de hacer lo que él ha hecho?

Vox no ha venido a regenerar nada. Así que antes de admitir un error es preferible proteger al candidato, especialmente después de haber tenido que admitir que Abascal dirigió un chiringuito en Madrid creado por Esperanza Aguirre a razón de 90.000 euros al año. Por eso quien ha salido a dar la cara ha sido la presidenta del partido en Madrid, Rocío Monasterio, quien no ha tardado ni un minuto en acusar de todo a quien ya no está en el partido. Según Monasterio, todas las donaciones, que por supuesto fueron particulares, se admitieron durante la etapa de Vidal-Quadras al frente del partido.

La defensa queda en entredicho cuando Vox señala que todas las cantidades fueron legales al no sobrepasar el máximo de 100.000 euros al año que recoge la Ley de 2017. Es cierto que ninguna donación superó esa cifra, pero no deja de ser curioso que se realizaran hasta 246 donativos relacionados con un mismo organismo -el Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI), una fuerza marxista-islámica en sus orígenes- y desde más de una quincena de países diferentes.

Es cierto que el troceo de donaciones permitió que se ajustaran a la ley, ¿pero quién realmente el Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI)? Según adelanta Guerra Eterna, el CNRI forma parte de otro grupo, los Muyahidines del Pueblo, una organización que, hasta 2012, estuvo en la lista negra del terrorismo internacional.

Santiago Abascal de momento guarda silencio. Lo ha que no ha podido silenciar, no obstante, es la decena de tuits con los que atacó en 2017 y 2018 a Podemos: “En defensa de la Giralda y contra la agenda oculta de Podemos y sus amos de Irán”; “Los esbirros de Irán” o “VOX no es el caballo de Troya del Kremlin […] ni de Irán, ni de Arabia Saudí. VOX responde y responderá únicamente a intereses nacionales, es decir; españoles”.

La noticia ha pasado un tanto desapercibida este fin de semana, pero ayuda a explicar muchos de los movimientos que la formación de Santiago Abascal está realizando en las últimas semanas. Entre ellos la propuesta de abolir el matrimonio homosexual o la cruzada para reducir los derechos de la mujer desprotegiéndola ante la ley. ¿Son estas tesis casuales? ¿O vienen dictadas por Teherán?

La izquierda ha olido la sangre y se ha lanzando en tromba a por Vox. Tanto desde el PSOE como desde Podemos se han escuchado chascarrillos, ataques y acusaciones al respecto al tiempo que se ha solicitado la investigación oficial de las cuentas del partido de Abascal. PP y Ciudadanos de momento guardan silencio, porque aún está en el aire la investidura del PP al frente de la Junta de Andalucía. Pero ya veremos qué pasa cuando se oficialice la presidencia de Juanma Moreno. ¿Será Irán la nueva Venezuela?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente