¿Es esta la primera mujer rejuvenecida con terapia genética?

image

La mujer de la imagen superior se llama Elizabeth Parrish, es CEO de la empresa BioViva y en las últimas semanas ha ocupado numerosas páginas en tabloides sensacionalistas porque afirma que su compañía no solo ha desarrollado la primera terapia genética contra el envejecimiento sino que la ha probado en ella misma con sorprendentes resultados.

La historia completa es realmente chocante y nos presenta a una emprendedora que fundó su propia empresa de biotecnología sin tener ningún tipo de estudios científicos. En apenas unos años presenta a bombo y platillo la primera terapia genética contra el envejecimiento en humanos y además anuncia que hace unos meses la ha probado en ella misma.

Este gran anuncio ha pillado por sorpresa incluso a los miembros de su propia compañía puesto que la FDA (Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos) prohíbe expresamente este tipo de experimentos en humanos por lo que Elizabeth Parrish dice haber viajado a Colombia para saltarse esta regulación y así poder someterse a la terapia.

image

Personalmente cuando leo este tipo de anuncios grandilocuentes siempre me muestro desconfiado hasta comprobar meticulosamente las pruebas y sobre todo procuro consultar con xpertos en la materia que me ayuden a conocer todos los detalles. Para ello hemos contactado con el Doctor en Bioquímica Manuel Collado, Jefe del Laboratorio de Células Madre en Cáncer y Envejecimiento del Hospital Universitario de Santiago.

Para el investigador español ésta es claramente una de esas noticias llamativas y espectaculares que aparecen de vez en cuando en prensa pero con un fondo de marketing y ganas de llamar la atención… y pocas evidencias que la apoyen.

Los tiempos de Frankenstein, en los que los doctores chiflados se sometían ellos mismos a sus experimentos, han pasado… así no funciona la ciencia. Un anuncio de estas características, sin respaldo científico, sin datos, sin claridad, sin publicarlo en ninguna revista revisada por pares, aplicado solamente a uno mismo no sirve de nada… Sea cual sea la terapia que ha utilizado esta persona, no le servirá a nadie.

image

Casualmente en España contamos con uno de los equipos de investigación más avanzados en el campo del rejuvenecimiento celular mediante el estudio de los telómeros. En el CNIO (Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas) el grupo de María Blasco publicó hace unos años un revelador artículo el journal EMBO Molecular Medicine, en el que se consiguió que las células expresen telomerasa, una enzima que “ralentiza el reloj biológico”.

Los telómeros son estructuras que protegen los extremos de los cromosomas, pero de forma limitada en el tiempo: con cada división celular, los telómeros se acortan, hasta que se reducen demasiado y ya no pueden desempeñar su función. Aquel trabajo del CNIO fue uno de los mayores avances que se han realizado hasta el momento pero, por supuesto, se probó solamente en ratones.

Esta es la base teórica que supuestamente ha utilizado Jennifer Parrish, sin embargo no existe aún ninguna terapia real aplicable a humanos sino una serie de artículos muy básicos con modelos animales y en donde aún faltan multitud de pasos previos antes de intentar una posible terapia en humanos.

Según el doctor Collado: “No sabemos qué ha hecho realmente esta señora en Colombia, si es que realmente ha hecho algo” No ha publicado ningún resultado, ni ha hecho público ninguna metodología, ninguna revista ha hecho público ningún estudio que podamos revisar, contrastar o replicar.

El anuncio de esta empresa BioViva es simplemente una campaña publicitaria que seguramente le dará buenos beneficios pero que en ningún caso se puede calificar como ciencia.

Referencias científicas y más información:

Josh L. Davis “Biotech Company Claims To Have Successfully Used Gene Therapy In Attempt To Reverse Aging” IFL Science

BioViva “First gene therapy successful against human aging