¿Desencadenará una erupción mayor en el Teide el volcán de la Palma?

·4 min de lectura
La erupción del nuevo volcan en la Palma abre importantes cuestiones | Photo by Andres Gutierrez/Anadolu Agency via Getty Images
La erupción del nuevo volcan en la Palma abre importantes cuestiones | Photo by Andres Gutierrez/Anadolu Agency via Getty Images

Durante las últimas dos semanas la red del Instituto Sismográfico Nacional ha detectado miles de microterremotos, una intensa actividad que ha tenido su culminación este domingo 20 de septiembre con la erupción de un nuevo volcán en la isla canaria de la Palma. Hasta el momento se han contabilizado dos fisuras y ocho bocas diferentes de lava que expulsan gran cantidad de material magnatico, así como una gran cantidad de gases. El Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCÁN) ha realizado la primera estimación del dióxido de azufre (SO2) emitido a la atmósfera por el volcán de La Palma y calcula que se sitúa entre 6.000 – 9.000 toneladas diarias. La rápida actuación de las autoridades y la evacuación de hasta diez mil personas en los municipios afectados de Tazacorte, Fuencaliente, Mazo, El Paso y Los Llanos han conseguido evitar víctimas y heridos por lo que, hasta el momento, solo se han producido pérdidas materiales.

Mientras escribo estas líneas desde Tenerife y, junto a la inevitable confusión surgida en esta situación, una duda destaca entre todas las cuestiones abiertas: ¿puede extenderse esta erupción de la Palma hasta el vecino Teide, uno de los mayores volcanes del planeta? 

Con sus más de 3.700 metros de altura, el Teide no solo es el punto más alto de España sino que también es el punto más elevado de todo el Atlántico. Si tenemos en cuenta su altura desde el lecho oceánico, el Teide se alza más de 7.500 metros convirtiéndose así en el tercer volcán más alto del mundo, después de los hawaianos Mauna Kea y Mauna Loa.

Al igual que el anillo de fuego en el Pacífico de las islas de Hawái, el archipiélago canario tiene un origen volcánico y la teoría más aceptada para explicar su formación es el denominado “hotspot”, o punto caliente en el fondo del océano que libera magma desde las profundidades, y que, lentamente, ha dado forma a las islas que hoy conocemos. Es por esto que resulta tentador visualizar los diferentes volcanes como una red de tuberías subterráneas, una gran cámara magmática que conecta las diferentes bocas y que puede desembocar en erupciones conectadas en volcanes diferentes… pero no es así.

El geólogo alicantino Nahum Chazarra, uno de los divulgadores volcánicos más conocidos en la red, descarta esta opción de manera tajante: “No, no hay ninguna prueba que dé alas a esta afirmación”, explica en su cuenta de twitter. Todas las erupciones representan un desafío y cada una de ellas es una novedad, pero siempre podemos echar mano de los registros históricos y comprobar que las erupciones más recientes en las diferentes islas (como la de El Hierro en 2011, o la del Teneguía en 1971) no han tenido su reflejo en otros volcanes y, por supuesto, “el Teide no ha entrado en erupción”.

La Palma es una de las regiones más activas del Atlántico y los registros y documentos se remontan varios siglos en el tiempo, gracias a los cuales podemos contar con una perspectiva histórica más amplia. La primera referencia a una erupción en la Palma data de 1430 y desde entonces contamos con documentos que ilustran o mencionan las diferentes erupciones sin que, en ningún momento, hayan ocurrido eventos simultáneos en otras islas que tengan su efecto en el gran Teide.

De hecho, de las tres últimas erupciones que han ocurrido en Canarias, dos de ellas han tenido lugar en la Palma (volcán San Juan en 1949 y el Teneguía en 1971) y el Teide no se ha visto afectado por esta actividad en la isla vecina.

Además, hay que tener en cuenta el factor psicológico. Los eventos dramáticos, como terremotos, incendios o erupciones, se quedan registrados con mayor impronta en nuestros recuerdos por lo que resulta más fácil dejarse llevar, conectar los puntos y pensar que esos sucesos negativos están conectados. Cuando diferentes seísmos se suceden en fechas cercanas, nuestra mente olvida que hay terremotos todos los días y tiende a unificar eventos inconexos, a pesar de que esos terremotos no estén conectados.

Más historias y noticias interesantes sobre volcanes y terremotos en Yahoo:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente