La erupción de La Palma tiene ocho bocas y dos fisuras que afectan a un centenar de viviendas

·6 min de lectura

Tras la erupción del volcán de Cumbre Vieja en La Palma este domingo, los servicios de emergencia no han detenido su actividad durante toda la noche en el marco de un dispositivo de seguridad que trabaja para poner a salvo a los vecinos, una cifra que supera las 5.000 personas.

El volcán cuenta en estos momentos con ocho bocas de lava y dos fisuras separadas por unos 200 metros, lo que ha supuesto el aumento desde que entró en erupción durante la tarde del domingo. Ya han comenzado a verse las primeras viviendas arrasadas por las riadas, pero también en el campo donde se acumula el material. Según la Cadena SER, se estima que hay un centenar de casas que se han visto afectadas, pero también numerosos campos de cultivo. El presidente canario, Ángel Víctor Torres, ha explicado que esperan que las riadas alcancen la costa a las 20.00 horas de este lunes.

Las coladas de lava que desde hace horas bajan por las laderas del municipio palmeño de El Paso desde el volcán en la zona de Cabeza de Vaca avanzan, en la mitad de su trayectoria, a aproximadamente unos 0,7 kilómetros por hora. De momento, las coladas avanzan despacio, no son muy fluidas, lo que ha sido clave a la hora de facilitar las evacuaciones. Además, estas se dirigen hacia el núcleo de La Bombilla y Puerto de Naos en la costa, tal y como apuntaban las simulaciones realizadas por el Instituto Geográfico Nacional, con una desviación de apenas 300 metros.

Hay que estar atento, todavía puede producirse una nueva fisura, no es previsible que haya otro punto de erupciónÁngel Víctor Torres, presidente de Canarias

El presidente canario, Ángel Víctor Torres, ha descartado este lunes que, de momento, tenga que aumentarse el número de vecinos evacuados. La Guardia Civil había previsto que podría ser necesario evacuar a entre 5.000 y 10.000 personas. El mandatario ha adelantado que hay 400 turistas de un hotel que han tenido que ser reubicados en otros complejos de la misma compañía.

“La lava que camina hacia el mar, son dos lenguas, que pueden unirse una vez caminen a la zona costera”, ha explicado el dirigente canario. “Hay que estar atento, todavía puede producirse una nueva fisura, no es previsible que haya otro punto de erupción”, ha avanzado Torres, puntualizando que todo dependerá de lo que ocurra en las próximas horas.

El dispositivo de emergencias

La Unidad Militar de Emergencias (UME) tiene desplegados en La Palma 67 miembros y 30 vehículos, un contingente que se incrementará a lo largo de la mañana hasta alcanzar los 180 efectivos y 57 vehículos, entre ligeros y pesados, en tanto que está prevista la llegada de tres hidroaviones a primera hora de la tarde .

El alcalde de El Paso, Sergio Rodríguez, ha abordado la situación esta mañana en la Cadena SER, donde ha confirmado que ya han sido puestos a salvo todos los vecinos de la zona afectada. “La colada ya está en el municipio de Los Llanos avanzando hacia el oeste, en dirección al mar, está destruyendo casas”, ha indicado el regidor.

A cubierto de cenizas y gases

Rodríguez también ha explicado que está garantizada la seguridad, pero ha reiterado su petición a la población de que no se acerque al lugar. La recomendación continúa siendo la misma: seguir a cubierto para protegerse de las cenizas y los gases que contienen elementos tóxicos. El alcalde ha precisado que esa zona por la que avanza la lava está caracterizada por la dispersión poblacional, pero ha señalado que aún así hay “bastante” población afectada.

En este sentido, la erupción ha emitido a la atmósfera entre 6.000 y 9.000 toneladas de dióxido de azufre (SO2), según la primera estimación del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan). El coordinador científico de Involcan, Nemesio Pérez, ha explicado que la erupción se podrá dar por terminada cuando transcurran varios días sin que se produzcan emisiones de dióxido de azufre.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se desplazó este domingo al lugar de los hechos y a lo largo de este lunes visitará las zonas afectadas. Sánchez ha cancelado todos los actos que tenía previstos para este lunes en Nueva York, con motivo de la celebración de la Asamblea General de la ONU, y mantiene en suspenso el viaje, a la espera del desarrollo de los acontecimientos

Un proceso que podría alargarse en el tiempo

Uno de los principales expertos en vulcanismo del país, Joan Martí, de Geociencias Barcelona (CSIC), cree que es una erupción “clásica” de las que se han vivido en Canarias, con un tipo de coladas de lento avance, que entrañan poco peligro para la población. Sí podrían ocasionar problemas en la zona más cercana, ha añadido, los gases, las emanaciones de azufre y dióxido de carbono.

Por lo que está viendo, se trata de una erupción que podría durar semanas; como mucho dos meses, bajo su criterio. El semáforo de riesgo volcánico en la isla ya ha pasado de amarillo (nivel 2 de 4) a rojo (3) y se ha pedido a los ciudadanos que no hayan sido evacuados que se protejan de las cenizas, quedándose en casa.

El nuevo volcán que surgirá de la erupción podría contener entre 17 y 20 millones de metros cúbicos de magma, según ha concretado el presidente canario, Ángel Víctor Torres.

Temor por cultivos y acuíferos

El avance de las coladas de lava ya ha alcanzado múltiples campos, lo que puede suponer un grave perjuicio económico en la isla. El motivo es que a diferencia de sus homólogas del archipiélago canario, el PIB de La Palma se nutre en gran medida de sus amplios cultivos de patatas, cítricos y plátanos.

No obstante, sí existe un importante centro turístico en La Palma, que se corresponde con el núcleo de Puerto de Naos, hacia donde se dirigen las coladas de lavas.

Otro de los grandes temores entre la población se corresponde con la hipotética filtración de elementos tóxicos derivados de la erupción que afecten a los acuíferos. El Consejo Insular de Aguas está analizando el agua del trasvase de Hermosillas para conocer si contiene metales.

Los antecedentes de Teneguía

La Palma había sufrido hasta la fecha siete erupciones desde que hay registros históricos, desde la conquista de Canarias del siglo XV, todas en el entorno de la Cumbre Vieja. Las últimas fueron en el siglo XX: el volcán de San Juan (1949), donde duró 47 días, y el volcán de Teneguía (1971), donde se prologó 24 días.

En este sentido, hay un factor crucial, el nivel de magma acumulado. El nuevo volcán lo alimentan entre 17 y 20 millones de metros cúbicos de magma, la mitad del volumen de materiales volcánicos que emitió en sus 24 días de fuego el Teneguía (1971), el último volcán que había vivido La Palma hasta la fecha (43 millones de m3).

Las llamas afectan a una casa en La Palma (Photo: BORJA SUAREZ via REUTERS)
Las llamas afectan a una casa en La Palma (Photo: BORJA SUAREZ via REUTERS)
Las coladas de lava por las laderas del municipio de El Paso (La Palma) (Photo: EFE / Involcan)
Las coladas de lava por las laderas del municipio de El Paso (La Palma) (Photo: EFE / Involcan)

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente