Erupción en Canarias: nuevos flujos de lava descienden del Cumbre Vieja

·3 min de lectura

Casi dos semanas después del inicio de la erupción del volcán Cumbre Vieja, apareció el viernes un nuevo foco de erupción con nuevos caminos de lava en la isla española de La Palma. Se suma a la colada que continúa acumulándose en el Océano Atlántico, formando una vasta plataforma de magma.

Si bien el volcán Cumbre Vieja ya ha emitido 80 millones de metros cúbicos de magma desde que entró en erupción hace casi dos semanas, según las autoridades, un nuevo foco que emite nuevas coladas de lava muy líquida apareció el viernes 1 de octubre.

Según el Instituto Geológico y Minero de España (IGME), este nuevo flujo se inició alrededor de las 2:30 a.m., tras la aparición de una nueva boca considerada muy efusiva sobre el flanco del Cumbre Vieja, en las Islas Canarias, situadas frente a la costa noroeste de África.

Los videos aéreos subidos por el IGME y el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) mostraron un impresionante río de lava incandescente abriéndose paso a través de la tierra calcinada.

Este nuevo flujo se ha sumado a la lava que continúa acumulándose en el Océano Atlántico, formando una vasta plataforma de magma. Hasta este viernes, el área excedía las 20 hectáreas y seguía aumentando.

Perímetro de seguridad para evitar intoxicaciones por gases

Desde su erupción el 19 de septiembre, el Cumbre Vieja ha liberado "80 millones de metros cúbicos de magma", dijo en rueda de prensa el presidente del Gobierno regional de Canarias, Ángel Víctor Torres. Esto es el doble de lo que emitió en 1971 el vecino volcán Teneguía en el doble de tiempo.

Después de desplazarse seis kilómetros durante los primeros días de la erupción, y luego de detenerse prácticamente, el flujo de lava finalmente llegó al mar durante la noche del martes al miércoles, causando grandes cantidades de humo y gases tóxicos.

Para evitar intoxicaciones se ha habilitado un perímetro de seguridad con un radio de 3,5 kilómetros, así como una zona de exclusión marítima de dos millas náuticas. Las autoridades de la isla también han pedido a los residentes de varios barrios que se queden en sus casas.

En las últimas horas, la concentración de dióxido de azufre ha aumentado notablemente en Tazacorte, el pueblo más cercano a donde la lava fluye hacia el océano, ya que las partículas de ceniza aumentan de densidad en toda la zona. Muchos vecinos han optado por llevar gafas de buceo y mascarillas para sobrellevar la carga de gases tóxicos en el ambiente.

Reconstrucción de áreas de desastre, una "prioridad" para el Gobierno

La erupción, que no dejó muertos ni heridos, forzó la evacuación de unos 6.000 de los 85.000 habitantes de la isla. También destruyó más de 1.000 edificios y cubrió 358 hectáreas de tierra, según el sistema europeo de medición geoespacial Copernicus.

Durante un viaje a la isla el viernes, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, trató de tranquilizar a los habitantes, diciendo que la reconstrucción de las zonas de desastre sería una "prioridad" para el Gobierno, sin embargo, son muchos los habitantes que se preocupan por las pérdidas y por lo que le costará a la isla recomponerse.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha estado dos veces en La Palma desde que comenzó la erupción, regresará a la isla el domingo.

Con AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente