El trauma de una paciente británica: la anestesia falló y la operaron estando consciente

Una mujer británica de unos 30 años que ha preferido mantener su identidad en el anonimato vivió el pasado año la peor pesadilla de alguien que debe someterse a una operación: que la anestesia falle y el procedimiento se lleve a cabo con el paciente consciente. Es lo que le ocurrió a ella y ahora, según relata The Guardian, se está realizando el proceso judicial en el transcurso del cual el hospital de Yeovil (Inglaterra) ha reconocido su error.

Se equivocaron con la anestesia para la operación y realizaron todo el procedimiento con la mujer consciente. (Foto: Getty Images)

La denunciante sufre de estrés postraumático y unas pesadillas que la acosan desde entonces. Ha contado que cuando notó el bisturí en su vientre comenzó a gritar, pero el hecho de que la hubiesen colocado la parte superior de su cuerpo tras una cortina y el llevar máscara de oxígeno impidió que el equipo médico presente durante la operación se percatase de sus gritos.

El aumento de su presión arterial debido a la situación de pánico provocada alertó a los médicos, pero al no darse cuenta en ese momento de que había un problema con la anestesia, continuaron con la cirugía.

“Tengo estas imágenes sobre una mesa con gente mirándome y sin escuchar mis gritos. Es terrible y puedo despertarme tres veces por semana debido a esto”, ha explicado la afectada. Aunque reconoce que reconstruir la confianza en los médicos que ha perdido va a ser complicado y nada va a cambiar lo que le ocurrió, espera que su lucha al menos sirva para que los responsables aprendan la lección y que “nadie más se enfrente a problemas similares en el futuro”.

Por su parte, desde el hospital han admitido su responsabilidad y reconocido que algo falló en el proceso, según el bufete de abogados Irwin Mitchell. Un portavoz, en declaraciones recogidas por The Guardian, ha explicado que “parece que una falla en la comunicación condujo al uso de un anestésico diferente al que normalmente se requiere para dicha operación. Lamentamos si este paciente sufrió alguna angustia como resultado. Sin embargo, este caso aún no se ha resuelto con el reclamante y, por lo tanto, no lo discutiremos más”.

El error estuvo en que, por razones que o se desconocen o no han trascendido aún, a la paciente se le administró anestesia espinal en lugar de general para una intervención ginecológica que requería de la segunda y que tuvo lugar el año pasado.

Más noticias que te pueden interesar: