Un error garrafal y la falta de gol anulan a España ante Alemania y rompen una racha de imbatibilidad de dos años

·4 min de lectura
Alexandra Popp celebra el 2-0 frente a la tristeza de las españolas (Photo: DAMIEN MEYER via Getty Images)
Alexandra Popp celebra el 2-0 frente a la tristeza de las españolas (Photo: DAMIEN MEYER via Getty Images)

Alexandra Popp celebra el 2-0 frente a la tristeza de las españolas (Photo: DAMIEN MEYER via Getty Images)

Era el día para no repetir los errores del primer partido. Y la teoría aguantó únicamente un minuto más que entonces. Si el viernes España se vio con un 0-1 en contra a los 50 segundos, esta vez, frente a la todopoderosa Alemania el gol llegó en el minuto 2. También un regalo, pero esta vez con lazo y todo. Un golpe del que España no consiguió levantarse e, impotente en ataque, cayó 2-0 ante el cuadro germano, favorito a todo... aunque no necesitase hoy hacer ninguna exhibición.

‘La Roja’ mantiene sus bazas para clasificarse como segunda de grupo y se jugará el pase a cuartos de la Eurocopa este sábado ante Dinamarca, ambas con tres puntos. La derrota supone un duro golpe de realidad en el campo y en la estadística: es la primera en más de dos años de imbatibilidad... Claro que por entonces se contaba con dos pilares, Alexia y Jenni Hermoso, a las que hoy sus compañeras han echado enormemente de menos.

Un planteamiento hecho añicos

La idea de Jorge Vilda era sujetar más el balón y no regalar espacios a Alemania, ocho veces campeona de Europa. Apostó por un 4-5-1 con un par de cambios con respecto al duelo ante Finlandia. Pero todo reventó con un fallo garrafal de la portero Sandra Paños al intentar sacar jugado el balón. Bühl aceptó el regalo y, de tiro raso y cruzado, puso el 1-0. La historia se repetía pero con un rival radicalmente diferente a Finlandia. La zaga española revivió sus temores y fue un flan los minutos siguientes.

Las germanas no solo no hicieron sangre, sino que se les heló la suya propia poco después. Una colada entre sus centrales de Lucía García en el minuto 9 la dejó frente a la meta Frohms, pero la delantera del Athletic no estuvo hábil al resolver y su mano a mano acabó en el lateral de la red.

Se fue el empate, pero la acción sirvió para situar a España en el terreno de juego, comenzando a dominar más el balón. Un precioso disparo de rosca de Mariona Caldentey que rozó la escuadra volvió a poner el susto en el cuerpo de las alemanas poco después. La extremo del Barça, crucial el viernes, volvió a aparecer como referencia de medio campo en adelante.

Giulia Gwinn y Laia Aleixandri luchan por un balón disputado (Photo: DeFodi Images via Getty Images)
Giulia Gwinn y Laia Aleixandri luchan por un balón disputado (Photo: DeFodi Images via Getty Images)

Giulia Gwinn y Laia Aleixandri luchan por un balón disputado (Photo: DeFodi Images via Getty Images)

El balón era español; la posesión y las ocasiones también, pero es ley del fútbol: si se perdona mucho el rival no lo hace. En un córner mal defendido, Popp puso el 2-0 cuando menos estaba haciendo Alemania. Un mazazo a pocos minutos del descanso y del que ‘La Roja’ ya no supo levantarse, al menos hasta el paso por los vestuarios.

Preocupante falta de gol

Se reactivó el equipo, no quedaba otra, a la vuelta del descanso. Con más frescura física y mental, el 2-1 sobrevoló, literalmente, sobre el área chica teutona. Un balón suelto casi sobre la línea de gol solo necesitaba encontrar una pierna española que no apareció. Un pase en profundidad al hueco se lo ganó Frohms a Lucía García por medio segundo... Siempre faltaba ese algo, ese mismo ‘algo’ que Putellas y Hermoso suelen convertir en gol.

Otra vez Frohms amargó a ‘La Roja’ con una buena estirada para anular otra de las muchas combinaciones made in Barça, entre Patri Guijarro y Mariona Caldentey, justo cuando el seleccionador movió el banquillo para apostarlo ya todo al ataque. Con 20 minutos y dos goles abajo, no cabia otra estrategia. Pero ya no hubo más y el partido murió, impotente como el resto del tiempo, sobre el área de Alemania, que ya está en cuartos.

El futuro pasa, ahora, por un choque crucial ante la actual subcampeona continental, Dinamarca. La goleada española contra Finlandia y la pírrica victoria danesa ante ellas deja a ‘La Roja’ con una ventaja: vale el empate. Pero quedan cinco días y toca recomponer el equipo y buscar el gol perdido.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente