¿Erradicar determinados mamíferos (como los gatos) para salvar cientos de especies en las islas?

Un polémico estudio invita a erradicar determinados mamíferos (como gatos, perros o cabras) de más de cien islas para salvaguardar cientos de especies autóctonas | imagen gato al acecho, Pixabay

Existe una historia, muy extendida en internet, sobre el gato mascota de un farero en una isla de Nueva Zelanda que acabó él solito con una especie de pájaro nativa de aquel lugar. El relato completo se sitúa en la Isla de Stephens y cuenta cómo el responsable del faro, aburrido de su vida en soledad, se trajo un gato para hacerle compañía. Aquel gato, suelto por la isla, hizo estragos entre los ejemplares de un ave exclusiva de la isla, el chochín de Stephens (Traversia lyalli o Xenicus lyalli).  Este pájaro, extinto desde finales del siglo XIX, era un ave pequeña, rechoncha e incapaz de volar… la presa perfecta para el astuto gato del farero que en apenas unos meses fue dando caza  a todos los ejemplares que se encontraba a su paso, hasta extinguir completamente la especie entera. El gato traía los pájaros cazados a su amo que los fue recopilando, hasta recoger el último ejemplar conocido de chochín de Stephens.

Es muy posible que hayáis escuchado esta historia en numerosos blogs y webs en internet. La propia Wikipedia recoge esta explicación en su apartado de Xenicus lyalli, sin embargo la historia del gato del farero no es del todo cierta. Es fácil achacar todas las culpas al felino, sin embargo tal estudios recientes han descubierto que existieron otros muchos factores que contribuyeron a la desaparición de aquella especie, además del dichoso gato. Así lo explica el experto en ciencias ambientales, Txema Campillo en su artículo “la culpa no fue del gato” o la bióloga lyuti en el post “el falso mito del gato del farero” en vadebichos.

Dibujo del chochín de Stephens realizado por John Keulemans para la descripción de Walter Buller | Imagen Dominio Público Wikipedia

La biodiversidad en las islas es delicada. Su confinamiento y limitación espacial han desarrollado un conjunto de especies únicas y exclusivas, pero también un equilibrio muy frágil. La inclusión de otras especies en estos hábitats representa a menudo una fuerte amenaza para las especies locales. La historia del gato del farero en la Isla de Stephens se ha utilizado como ejemplo perfecto de esta fragilidad pero, aunque se ha exagerado la importancia del gato, parece que detrás del mito sí hay algo de realidad.

Así lo confirma un nuevo estudio, el mayor hasta la fecha, publicado hace tan solo unos días en Plos One, y en el que un equipo internacional de biólogos y conservadores ambientales dibuja una propuesta radical: Erradicar de las islas más amenazadas determinados mamíferos como gatos, perros, ratas, cabras o cerdos por citar solo algunos. De hecho, en el propio estudio los investigadores afirman que “La erradicación de los mamíferos invasores de las islas es un enfoque factible y comprobado para prevenir la pérdida de biodiversidad”.

En los últimos 500 años, y con la llegada masiva de actividad humana y especies o mascotas introducidas por esta actividad humana, las islas han visto como el 75% de las especies autóctonas conocidas de aves, mamíferos, anfibios y reptiles se han extinguido.

El estudio ha desarrollado un marco conceptual, utilizando factores biogeográficos, sociopolíticos y ambientales, sobre las islas más importantes a nivel mundial para identificar un total de 1.184 especies amenazadas (etiquetadas como “En peligro crítico” o incluidas en la Lista roja de la UICN), así como 184 mamíferos no nativos en un total de 1279 islas de todo el mundo.

Sobre esa base del alto riesgo de extinción de especies irremplazables, los responsables del estudio han identificado y clasificado 292 de las islas más importantes donde la erradicación de mamíferos invasores beneficiaría a vertebrados altamente amenazados.

De este total de casi 300 islas, el estudio señala 107 islas (repartidas entre 34 países y territorios) donde se podrían iniciar proyectos de erradicación para 2020. Según el estudio “Concentrar los esfuerzos para erradicar los mamíferos invasores en estas 107 islas beneficiaría a 151 poblaciones de 80 vertebrados altamente amenazados y haría una contribución importante para lograr los objetivos de conservación globales adoptados por las naciones del mundo”.

Localización de las 169 islas donde la erradicación de mamíferos invasores podría iniciarse en 2020 y donde se conseguirían grandes beneficios para otras especies vertebradas autóctonas en peligro de extinción | imagen Holmes, Nick D., et al.

Evidentemente, afirmaciones tan contundentes abren un debate ético realmente interesante. A primera vista la acción de erradicar determinados mamíferos, como los adorados gatos o perros, resulta realmente sorprendente y moralmente dudosa. Sin embargo, en numerosas islas se han llevado a cabo proyectos de erradicación de ratas y no ha habido queja en ningún lado. Sabemos que la gran biodiversidad de las propias Islas Galápagos, especialmente un gran número de aves acuáticas, se encuentra amenazada por estos roedores y durante los últimos años se han llevado a cabo numerosas labores de exterminio de ratas en islas como Rábida, Isabela o Santa Cruz. Otras islas como Georgia del Sur, llevan más de un siglo y medio luchando contra las ratas que trajeron los barcos y balleneros en sus bodegas allá por el siglo XIX.

Sin embargo, cuando el plan de erradicación incluye otros mamíferos, como gatos, perros o cabras, la cuestión ética resurge con fuerza y estudios como el publicado estos días se tornan controvertidos y polémicos.

El estudio, titulado “Islas de importancia mundial donde la erradicación de mamíferos invasores beneficiará a vertebrados altamente amenazados” seguro que levantará opiniones enfrentadas respecto al papel del ser humano en la tarea de defender la biodiversidad y la supervivencia de numerosas especies, a pesar de que, paradójicamente, los humanos seamos la mayor de las amenazas.

Referencias científicas y más información:

Holmes, Nick D., et al. «Globally Important Islands Where Eradicating Invasive Mammals Will Benefit Highly Threatened Vertebrates». PLOS ONE, vol. 14, n.o 3, marzo de 2019, p. e0212128. PLoS Journals, doi:10.1371/journal.pone.0212128.

Briggs, Helen. “Should Cats Be Culled to Stop Extinctions?” BBC News