Por qué es normal que el Manchester United llame a la puerta de Ernesto Valverde

·5 min de lectura
BARCELONA, SPAIN - DECEMBER 7: Coach Ernesto Valverde of FC Barcelona  during the La Liga Santander  match between FC Barcelona v Real Mallorca at the Camp Nou on December 7, 2019 in Barcelona Spain (Photo by David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images)
Photo by David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images

Lo adelantó este miércoles Guillem Balagué, un tipo que sabe muy bien de lo que habla: el Manchester United habría entrevistado a Ernesto Valverde para hacerse cargo del equipo como entrenador interino después del cese de Ole Gunnar Solskjaer. La noticia llegó a España envuelta en un murmullo de sorpresa: ¿Valverde? ¿Al United? A mucha gente le parecía aquello una barbaridad, una exageración. ¿Pero cómo iba Ernesto Valverde a entrenar a un equipazo como el United? A otra mucha gente lo que les chocó fue el adjetivo "interino"... que contactaran con él les pareció lo más normal del mundo.

Valverde lleva casi dos años sin entrenar. Es algo bastante habitual cuando uno deja el banquillo del Barcelona. Le pasó a Luis Enrique hasta que le llamó la Federación Española y le está pasando a Quique Setién. Veamos cómo lleva Ronald Koeman la resaca. Ahora bien, su palmarés habla por sí mismo: llevó al Athletic a Europa en una época de crisis, jugó la final de la UEFA con el Espanyol, ganó tres ligas y dos copas en Grecia con el Olympiacos y, a su vuelta a España, se llevó una Supercopa de España con el Athletic, el primer título para los vascos en décadas.

Todo esto le llevó al Barcelona y en el Barcelona, visto lo visto después, no defraudó: un doblete liga-copa en la 2017/18 y una nueva liga al año siguiente, la última que ha ganado el Barça. Puede que su juego no enamorara especialmente y ahí están los desastres europeos en Roma y Liverpool como puntos negros de su gestión, pero creo que a estas alturas ya hay cierto consenso en que la historia no ha sido justa con Valverde. Si triunfas en equipos pequeños y ganas lo que hay que ganar en los grandes, ¿qué más te pueden pedir? ¿Por qué sorprende que el United, que lleva años sin ganar prácticamente nada, llame a su puerta?

De hecho, insisto, lo que choca es la insistencia en el término "interino". Si Pocchetino sonara para el United, después de haber perdido incluso la liga francesa con el PSG o si sonara Emery, que casi se lleva por delante al Arsenal, a nadie le sorprendería. Son nombres consolidados por los medios y grandes entrenadores, por supuesto. Sin embargo, un tipo que ha gestionado egos como los que había en el Barça y que ha conseguido que ese equipo fuera competitivo justo antes de desmoronarse a partir de su salida nos parece que no está a la altura de quedarse una buena temporada entrenando un club de élite que, además, pasa por horas bajas.

También es cierto que igual la etiqueta de "interino" hay que tomársela con prudencia: Solskjaer llegó como interino, tuvo dos meses fantásticos y se quedó en el puesto más de dos años, hasta que la situación se hizo realmente insostenible. Por el camino, no ganó nada. Perdió una final de la Europa League por penaltis ante el Villarreal y clasificó al equipo para Champions en una liga hipercompetitiva, pero no hubo títulos. De hecho, el United no gana la Premier desde 2013 (aún con Alex Ferguson), no gana ninguna copa local desde 2017 y su última Champions la levantó en 2008, en aquella tanda de penaltis contra el Chelsea.

Es indudable que la plantilla es espectacular, como casi todas las de los equipos ingleses de élite, pero van cuatro años para cinco en blanco. No está el United para pedir peras al olmo. Necesita un entrenador que refuerce la autoestima de los jugadores, que gestione bien al equipo y que no haga cosas raras como hizo Carrick en Villarreal, dejando a Bruno Fernandes en el banquillo. Valverde se ha distinguido siempre por cumplir todos esos requisitos. No es solamente un entrenador de entreguerras, es un entrenador top, un entrenador que, con el tiempo, puede devolver a los de Manchester a donde siempre han estado.

Además, no lo olvidemos, Valverde ha entrenado a Leo Messi durante tres años. No es mal antecedente cuando se podría encontrar con Cristiano Ronaldo si se confirma el fichaje. Entrenar a Cristiano no debe de ser fácil porque es uno de los mejores jugadores de la historia (que cada uno le coloque donde quiera en el escalafón), pero desde luego que entrenar a Messi a veces puede ser una auténtica pesadilla. Si has pasado por eso, puedes pasar por cualquier cosa. El entrenador vasco ha tenido dos años para descansar, actualizar conceptos y analizar el estado actual del fútbol.

Siempre se dice que en la Premier están los mejores entrenadores y no hay por qué pensar que Valverde no está en esa lista. Puede que su estilo demasiado práctico no encajara demasiado en la "filosofía Barcelona", pero es que en esa filosofía encajan cuatro y no siempre. Solo los prejuicios nos pueden hacer pensar que un tipo que ha ganado lo que ha ganado Valverde no está a la altura de un equipo que lleva cinco temporadas en blanco. Desde luego, no va a ser un nuevo Alex Ferguson, aunque solo sea por una cuestión de edad... pero, a ver, que va a sustituir a Solskjaer. Tampoco es que el listón esté especialmente alto.

Vídeo | Se hace viral imitando las reacciones desde el banquillo de Luis Enrique, Simeone o Zidane

Otras historias que también te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente