Los erizos de mar se unen para acabar con las estrellas

·3 min de lectura
Los erizos de mar (Strongylocentrotus droebachiensis) se pegan a los brazos de la estrella yempiezan a atacarla. Crédito: Jeff Clements
Los erizos de mar (Strongylocentrotus droebachiensis) se pegan a los brazos de la estrella yempiezan a atacarla. Crédito: Jeff Clements

Lo normal es que el depredador ataque y mate a la presa. O que la presa huya. Lo que no es tan normal es que las presas se reúnan y se coman al depredador, sobre todo si las presas no son carnívoras. Y sin embargo, esto es lo que ha visto un equipo de científicos: erizos de mar reuniéndose para atacar a una estrella de mar.

Porque las estrella de mar son depredadores brutales. Son animales muy hábiles en sus métodos de caza, y suelen esquilmar los lugares en los que entran. Pero si se deja a una estrella de mar en un acuario con varios erizos, son los erizos los que atacan a la estrella, reuniéndose para hacerlo.

Lo que es curioso es cómo llegaron los investigadores a poner en marcha su experimento. Ellos estudiaban una especie de estrella de mar denominada Crossaster papposus. En un momento dado, tuvieron que separar una de estas estrellas del resto, y como no tenían donde meterla, la introdujeron en un acuario con erizos. A fin de cuentas, lo peor que creían que podría pasar es que la estrella se comiese a los erizos.

Pero cuando volvieron a por la estrella de mar, se encontraron con que quedaban apenas los restos. Los erizos habían acabado con ella. Así que prepararon varios tanques, y en cada uno introdujeron una estrella junto con varios erizos, para ver qué ocurría.

Y lo que se encontraron es que los erizos se empezaban a comer a la estrella, empezando por la punta de sus brazos. Que es el lugar en el que estos animales tienen el equivalente a los ojos y otros órganos de los sentidos. Así que con ese ataque limitaban y mucho la capacidad de la estrella para huir o defenderse.

Ahora quedaba explicar lo que había pasado. Y el primer problema era explicar que varios erizos se habían reunido para, todos ellos, atacar a la estrella en su punto más débil. Porque los erizos, al igual que las estrellas y el resto de equinodermos - el grupo biológico al que pertenecen estos dos tipos de animales - no tienen sistema nervioso central, no tienen cerebro, por lo que resulta complicado pensar en un comportamiento organizado y una estrategia clara.

Lo más probable es que se trate de una reacción a sustancias químicas. Cuando el primero de los erizos en atacar a la estrella comienza a comerse el brazo, se generan señales químicas que el resto de erizos pueden reconocer y que les atraen hacia la estrella. Y lo primero que se van a encontrar es un brazo, que es lo que queda en el exterior. 

Así que el segundo erizo, al que la señal química le ha llamado hacia la estrella, se encuentra un brazo que empieza a devorar, liberando sustancias químicas que atraen a otro erizo, que se encuentra otro brazo... y así hasta que no queda estrella de mar.

El segundo problema de la explicación es saber si este comportamiento se da así porque viven en un acuario, en un espacio cerrado, o si en un ambiente natural podría ocurrir. Esto ya resulta más complejo de poder explicar. No hay noticias de que se den este tipo de comportamientos ni siquiera en ecosistemas con poco alimento, así que parece más algo que ocurre por las especiales circunstancias en las que se encontraban los animales que por otros motivos. Pero, aún así, no se puede descartar.

Lo que está claro es que, si lo necesitan, los erizos de mar pueden juntarse para acabar con un terrible depredador como las estrellas de mar.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente