Erdogan viaja por sorpresa a Túnez para hablar del conflicto en Libia

El pesidente tunecino Kais Saied da la mano a su homólogo turco Recep Tayyip Erdogan (I) tras una reunión conjunta en Túnez, el 25 de diciembre de 2019

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan efectuó este miércoles una visita sorpresa a Túnez, donde habló con su homólogo tunecino del conflicto en Libia y las tensiones regionales provocadas por un reciente acercamiento entre Ankara y el gobierno de unidad libio (GNA).

Erdogan, que se reunía por primera vez con el presidente tunecino Kais Saied, en el puesto desde el 23 de octubre, declaró en una rueda de prensa haber hablado de la cooperación con Túnez de cara a solucionar el conflicto libio.

"Hemos discutido los medios de cooperar para lograr un alto el fuego en Libia y relanzar el proceso político", dijo el presidente turco, cuyo país apoya militarmente al GNA, reconocido por la ONU.

"El impacto de los acontecimientos negativos en Libia no se limita al país, sino que afecta a los países vecinos, principalmente a Túnez", indicó Erdogan. "Es necesario instaurar un alto el fuego en Libia lo más rápidamente posible", insistió.

Túnez comparte una larga frontera con este país sumergido en el caos y acoge a miles de libios desde la revuelta que condujo a la caída de Muamar Gadafi, en 2011.

Libia esta dividida en dos poderes rivales: el GNA, basado en Trípoli (oeste), por un lado, y otro en el este encarnado en el general Jalifa Haftar, que a comienzos de abril lanzó una ofensiva para tomar la capital.

Haftar está apoyado por Arabia Saudita, Egipto y Emiratos Árabes Unidos, países con los que Turquía mantiene relaciones a veces tensas.

Erdogan pidió este martes a Túnez, y también a Catar y Argelia, que participen en la conferencia internacional sobre Libia que organiza la ONU a comienzos de 2020 en Berlín.

Por su parte, Kais Saied señaló "la complejidad creciente" de la crisis libia, y destacó "el apoyo del presidente Erdogan a una iniciativa tunecina sobre Libia".

Anunciada el lunes por Saied en un comunicado, esta iniciativa pide a "todos los libios que se sienten en la mesa de negociaciones para lograr una fórmula de salida de la crisis".