Erdogan quiere tregua en Siria y amenaza a Europa con enviarle "millones" de migrantes

1 / 3

Erdogan amenaza a Europa con enviarle "millones" de migrantes

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, afirmó este lunes que reclamará un cese el fuego en Siria a su homólogo ruso, Vladimir Putín, y amenazó a Europa con enviarle "millones" de migrantes para presionar su apoyo en el caso sirio.

Erdogan se reunirá el jueves en Moscú para discutir con Putin sobre Siria, en momentos en que la situación es explosiva en la provincia de Idlib (noroeste), último bastión rebelde y yihadista.

"Espero que allí tome las medidas necesarias como un cese el fuego y que encontremos una solución a este asunto", afirmó Erdogan, durante una discurso en Ankara.

A fin de obtener apoyo de Occidente en el caso de Siria, Turquía abrió la semana pasada sus fronteras con Europa para dejar pasar a miles de migrantes desde su territorio, una medida que hace temer a Europa una crisis migratoria similar a 2015.

"Desde que abrimos nuestras fronteras (el viernes), el número de quienes se dirigen hacia Europa ha alcanzado los cientos de miles. Pronto, ese número será de millones", advirtió.

"Es inaceptable que el presidente (Recep Tayyip) Erdogan y su gobierno no expresen su descontento directamente a nosotros, en tanto UE, sino aprovechándose de los refugiados", declaró por su parte la canciller alemana, Angela Merkel.

- "Su parte de la carga" -

Según Erdogan, ha recibido llamadas telefónicas de los líderes europeos que le piden cerrar fronteras.

"Yo les he dicho: 'Está hecho, se acabó. Las puertas están ahora abiertas. Ahora, ustedes van a tomar su parte de la carga'", afirmó. Turquía acoge a unos cuatro millones de refugiados y migrantes, en su mayoría sirios.

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), más de 13.000 refugiados se han congregado a lo largo de los 212 km de la frontera terrestre greco-turca.

Centenares de migrantes estaban bloqueados este lunes en "tierra de nadie" entre el puesto de Pazarkule turco y Kastanies griego, algunos agitando banderas blancas.

Un alto funcionario turco acusó a las fuerzas griegas de haber matado a un migrante que intentaba franquear la frontera, lo que Atenas desmintió.

Las fuerzas policiales de Grecia han lanzado gases lacrimógenas y cañones de agua para impedir la entrada de migrantes.

Según las autoridades griegas, entre domingo y lunes 1.300 solicitantes de asilo lograron llegar a las islas egeas. Un niño murió frente a las costas de Lesbos cuando naufragó una embarcación cargada con unos 50 migrantes. Esta situación inquieta a la UE.

Erdogán recibía este lunes al primer ministro búlgaro Boiko Borissov, cuyo país es fronterizo de Turquía, y tendría una entrevista telefónica con Merkel.

Ésta dirigió en 2016 las negociaciones del pacto en que Ankara se comprometió a luchar contra las travesías ilegales hacia Grecia a cambio de una ayuda financiera.

Estamos convencidos del valor del acuerdo y esperamos que sea respetado", dijo el portavoz de Merkel, Steffen Seibert, en Berlín.

- "Esto es sólo el principio" -

Tras semanas de tensiones en Idlib, Turquía, que apoya a grupos rebeldes en Siria, anunció el domingo una ofensiva de envergadura contra el régimen de Bashar al Asad, apoyado por Moscú, derribó dos de sus aviones e infligió graves bajas a sus tropas.

"Esto es sólo el principio", advirtió Erdogan.

La semana pasada, más de 30 militares turcos resultaron muertos en ataques aéreos atribuidos por Ankara a fuerzas que responden al gobierno sirio.

En tierra, los combates son particularmente intensos en torno a la ciudad estratégica de Saraqib (noroeste), que ha cambiado de manos varias veces en semanas.

Las fuerzas gubernamentales sirias entraron este lunes en esa ciudad.

"Siria está decidida a rechazar la flagrante agresión turca", aseguró este lunes una fuente del ministerio de Relaciones Exteriores sirio citado por la agencia estatal SANA.

ONU envió este lunes una delegación al noroeste de Siria donde constató "las graves consecuencias humanitarias" de la violencia en Idlib y la "necesidad de ayuda urgente".

Mientras que la reunión entre Erdogan y Putin se anuncia tensa, el Kremlin destacó este lunes la "gran importancia" de la cooperación que mantienen Turquía y Rusia en Siria, pese a sus intereses divergentes.