Erdogan amenaza con atacar al Ejército sirio si no se retira de Idlib este mes

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. EFE/EPA/SERGEY DOLZHENKO

Ankara, 5 feb (EFE).- El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, amenazó este miércoles con atacar al Ejercito sirio si éste no se retira de la zona Idlib, el último bastión de las facciones rebeldes en el noroeste de Siria.

"Dos de nuestros doce puntos de observación se encuentran detrás de la línea del Ejército sirio. Si el régimen no se retira en febrero, Turquía se verá obligada a tomar acción por cuenta propia", advirtió el mandatario turco en un discurso en Ankara retransmitido por la emisora NTV.

Erdogan dijo que anoche reiteró por teléfono a su homólogo ruso, Vladimir Putin, que el Ejército sirio debe respetar los acuerdos de Sochi sellados entre Ankara y Moscú en 2018 para bajar la tensión en Idlib.

Insistió asimismo en que sus fuerzas "tomarán represalias" ante cualquier ataque del Ejército sirio contra fuerzas turcas o contra civiles en la zona.

El pasado lunes se produjo una escalda de la tensión por un ataque del Ejército sirio en Idlib en el que murieron ocho turcos, entre ellos cinco soldados.

Turquía respondió con un ataque contra las fuerzas de Damasco, con decenas de muertos.

Rusia, que apoya militarmente el régimen de Asad aunque mantiene buenas relaciones con Ankara, acusó ayer a Turquía de no cumplir con los acuerdos de Sochi al apoyar a las milicias sirias rebeldes que combaten en Idlib y que Moscú considera grupos terroristas.

Erdogan declaró que pronto se reunirá con Putin y que su única expectativa es que Rusia "comprenda" sus "preocupaciones" en Siria.

La presencia militar turca comenzó a finales de 2017 y aunque Turquía no mantiene contacto directo con el Gobierno de Asad lleva tres años negociando con mediación rusa sobre el destino de Idlib, la última provincia siria controlada por milicias islamistas alzadas en armas contra Damasco.

El Ejército turco mantiene 12 puntos de observación en la provincia y Erdogan ha hecho en las últimas semanas reiterados llamamientos a cumplir los acuerdos de Sochi.