El Govern aprueba mañana el plan de desescalada entre roces por filtraciones

Agencia EFE
·4 min de lectura

Barcelona, 18 nov (EFE).- El Govern aprobará mañana el plan de desescalada, con algunos retoques al alza, preparado por la conselleria de Salud, que se filtró ayer y que ha ocasionado nuevas desavenencias entre ERC y JxCat.

Será una reactivación "lenta", mientras los hospitales empiezan a notar una disminución de pacientes de covid.

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha asegurado que Cataluña ha conseguido "doblegar la curva" y superar lo peor de la segunda ola de la pandemia, pero ha avisado que, pese a la tendencia positiva en las cifras, se hará una desescalada y flexibilización "lenta" de las medidas para frenar el coronavirus.

Aragonès ha puesto de manifiesto que los datos sanitarios muestran que las medidas tomadas, "pese a ser duras, están dando sus frutos" y han conseguido "alejar" la posibilidad de un confinamiento domiciliario "estricto", que durante días fue "una hipótesis real".

Ante las presiones de los sectores económicos que piden una reapertura más rápida, médicos e investigadores defienden la necesidad de una desescalada lenta para evitar una tercera ola en pocas semanas.

La investigadora de la UPC Clara Prats que hace el seguimiento empírico diario de la epidemia ha pedido "mucha calma" en la desescalada y "tomar en serio" el riesgo desde el punto vista epidemiológico que conllevan las fiestas navideñas.

Para la investigadora, "lo más importante" es que los tramos de desescalada sean como mínimo de 14 días para poder ver si hay indicios de un empeoramiento sustancial que obligue a frenarla: "Que no nos entren las prisas al final, que es lo que nos pasó en junio".

También el presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, Jaume Padrós, ha apostado por hacer una desescalada a partir del lunes de forma "lenta", porque las cifras aún no son "buenas", y ha avisado que las "filtraciones" de las medidas que se estudia tomar "minan la confianza".

A cuatro días de iniciar la desescalada, que será por tramos de 15 días, con la apertura parcial y limitada en aforo a partir del lunes de bares, restaurantes, teatros, cines, auditorios e instalaciones deportivas al aire libre, los hospitales de Cataluña comienzan a notar una menor afluencia de pacientes de COVID y disminuyen los enfermos ingresados en planta y en las UCI.

Los datos epidemiológicos mejoran día a día en Cataluña, aunque la velocidad de propagación del virus (Rt) ha estancado hoy su descenso y se mantiene en 0,76, igual que ayer.

El número de hospitalizados es de 2.402, un total de 83 menos que la víspera, de los que 574 están graves en la UCI -22 menos que ayer-, aunque la mejora epidemiológica aún no ha llegado a la mortalidad, con la comunicación hoy de 68 nuevas víctimas mortales de la enfermedad.

El riesgo de rebrote del coronavirus (EPG), índice de crecimiento potencial de la epidemia, sigue descendiendo y hoy ha bajado de los 400 puntos y se ha situado en 390 -15 menos que ayer-, un riesgo similar al que había el 9 de octubre y lejos del máximo de 1.046 puntos que alcanzó el 23 de octubre, aunque este indicador aún señala un peligro extremo ya que a partir de 100 se considera un riesgo alto.

Según Salud, el número total de infectados confirmados con todo tipo de pruebas desde el inicio de la epidemia asciende a 322.844, de los que 2.124 -un número similar al de ayer- han sido diagnosticados en las últimas 24 horas.

La presencia del virus también está aminorando en los geriátricos y hoy hay 159 residencias de ancianos, un 15 % de las 1.047 que hay en Cataluña, en una situación grave de coronavirus, doce menos que la semana pasada, con personas infectadas y clasificadas con el color 'rojo', según Salud.

La polémica política arrecia entre los socios del Govern, ERC y JxCat, con la llegada de la desescalada y la aproximación a las elecciones autonómicas, lo que ha propiciado que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (BComú), criticase que ERC se haya levantado hoy de la reunión diaria de seguimiento de la COVID enfadada por las filtraciones de los planes de desescalada de Salud.

"Hay miles de restauradores, profesionales de la cultura, el ocio y los gimnasios angustiados y sufriendo para saber cuándo y cómo podrán reabrir. No se merecen este desgobierno", ha escrito en Twitter la alcaldesa.

La Cambra de Comerç de Barcelona ha estimado que Cataluña ha perdido unas 19.000 empresas desde que estalló la pandemia de coronavirus y la asociación catalana Comertia ha reclamado al Govern que lleve a cabo test de antígenos masivos para controlar la pandemia, reactivar la economía y evitar la "muerte" de empresas.

El clúster catalán de la moda, MODACC, ha alertado de que la campaña de Navidad será "crucial" para determinar el futuro del sector y ha exigido al Govern soluciones que contemplen la actividad comercial para evitar "una situación catastrófica".

(c) Agencia EFE