Los equipos de Lula y Bolsonaro inician la transición en Brasil

Un simpatizante de Bolsonaro en las protestas contra Lula en Brasilia. (Photo: Mateus Bonomi/Anadolu Agency)
Un simpatizante de Bolsonaro en las protestas contra Lula en Brasilia. (Photo: Mateus Bonomi/Anadolu Agency)

Un simpatizante de Bolsonaro en las protestas contra Lula en Brasilia.  (Photo: Mateus Bonomi/Anadolu Agency)

Los equipos del presidente Jair Bolsonaro y del mandatario electo Luiz Inácio Lula da Silva iniciaron este jueves la transición de Gobierno tras la victoria en las urnas del líder progresista y tres jornadas de protestas callejeras promovidas por la ultraderecha.

“La transición ya empezó”, afirmó el vicepresidente electo, Geraldo Alckmin, encargado de coordinar el proceso de transición con el Gobierno de Bolsonaro, quien admitió implícitamente su derrota el pasado martes, tras dos días de silencio, y aseguró que cumplirá la Constitución.

Alckmin se desplazó a Brasilia, donde mantuvo hoy una primera reunión en el Palacio presidencial de Planalto con el ministro de la Presidencia, Ciro Nogueira, quien es por su parte el responsable en el Gobierno por el proceso de transición.

El vicepresidente electo consideró la primera toma de contacto como “bastante provechosa” y “muy objetiva” y aclaró que el trabajo de transición tomará cuerpo a partir del próximo lunes. “La transición será instalada con los objetivos de transparencia, planificación y de continuidad a los servicios prestado a la población”, aseguró Alckmin en una rueda de prensa en Brasilia.

Alckmin estuvo acompañado por la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, y por el coordinador del programa de Gobierno de Lula, el exministro Aloizio Mercadante, que visitarán mañana la instalación designada como centro de operaciones en el proceso de traspaso de informaciones.

La legislación otorga al presidente electo el derecho de formar un equipo de transición, con 50 cargos a disposición, para tener acceso a los datos de la administración pública y preparar las primeras medidas de Gobierno.

Aunque Alckmin no ha querido adelantar ningún nombre de los integrantes del equipo de transición, sí que ha confirmado que este estará formado por miembros de los partidos que han formado coalición con Lula en las elecciones.

Bloqueo de carreteras en Brasil

Más allá de asuntos relacionados con el traspaso de poderes, Alckmin se ha referido a los bloqueos de carreteras perpetrados por simpatizantes de Bolsonaro, si bien el mandatario ya llamó el miércoles por la noche a liberar las vías.

“Es grave, se puede comprometer la salud de las personas, los insumos, los hospitales, los trasplantes, las vacunas, los alimentos, los combustibles, los daños. ¿Quién pagará estos daños? ¿Quiénes serán los responsables de estos daños?”, ha dicho Alckmin.

Las negociaciones para la transición han comenzado después de tres jornadas de protestas de activistas de ultraderecha que apoyan a Bolsonaro, que incluyeron bloqueos de carreteras por parte de camioneros y hasta multitudinarias manifestaciones a las puertas de los cuarteles.

En ambos casos, los manifestantes reclamaron una “intervención militar” que, según afirmaron en sus protestas, debería impedir que “el comunismo” asuma el poder en Brasil, en una clara incitación a un golpe ignorada por las Fuerzas Armadas.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...