El equipo negociador de Irán se reúne previo a las conversaciones nucleares

·4 min de lectura

Los diplomáticos negociadores de Irán preparan los últimos detalles de las peticiones que llevarán a la mesa en Viena el próximo lunes, después de una pausa de cinco meses. Debido a la retirada de Trump, los estadounidenses ni siquiera estarán en la sala de negociaciones, sino que trabajarán a través de mediadores

Previo a la reanudación de conversaciones nucleares del próximo lunes 29 de noviembre, que buscan salvar el acuerdo de 2015 entre Irán y seis potencias mundiales, el equipo negociador iraní, dirigido por Ali Bagheri, celebró una junta bilateral en Viena el domingo.

"El equipo iraní llegó el sábado a Viena e inició reuniones, que continuaron el domingo a nivel de expertos con los jefes de los equipos negociadores ruso y chino, así como el coordinador de la Unión Europea, Enrique Mora", dijo a ISNA el representante iraní Mohammad Reza Ghaebi.

Los diplomáticos dicen que se está agotando el tiempo para salvar el histórico acuerdo nuclear, Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, en inglés) de 2015, pues la salida de Estados Unidos en la administración de Donald Trump en 2018 ha causado que Irán continúe a toda velocidad con su plan nuclear independiente y ha exacerbado el escepticismo en las otras potencias involucradas: Reino Unido, China, Francia, Alemania y Rusia.

Un escenario de tensión

Con la retirada de Estados Unidos del acuerdo, Irán volvió a ser víctima de las sanciones que se le impusieron según los términos acordados, acción que permitió a la República Islámica violar muchas restricciones impuestas a su programa nuclear, fortaleciéndose a niveles que hoy preocupan a otras naciones por su capacidad atómica.

Israel, que no hace parte del acuerdo y desde sus inicios se ha mostrado en contra de este, ha manifestado su preocupación por los alcances de Irán en materia nuclear.

“Probablemente era mejor que no tener el acuerdo y permitir a los iraníes utilizar la retirada como excusa para seguir adelante con el proyecto, ahora están en la fase más cercana que han estado nunca de convertirse en un estado nuclear inmenso” dijo el exministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon, quien se opuso contundentemente al acuerdo original de 2015.

Entre tanto, el primer ministro israelí, Naftali Bennet, afirmó este domingo estar preocupado por la “disposición a eliminar las sanciones a Irán” y así permitir un flujo de “miles de millones de dólares” a una nación que ha incumplido el acuerdo en repetidas ocasiones.

Las aspiraciones de Irán ante la posibilidad de retomar el acuerdo se han elevado. El equipo negociador de Teherán ha planteado demandas que los diplomáticos estadounidenses y europeos consideran “poco realistas”, una de ellas, por ejemplo, es la petición de que Estados Unidos y la Unión Europea levanten todas las sanciones en su contra impuestas desde 2017, incluidas las que no están relacionadas con su programa nuclear.

Paralelamente, los conflictos de Teherán con el organismo de control atómico de la ONU que supervisa el programa nuclear se han agravado.

En varias ocasiones, Irán ha informado que inspectores de la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) han negado el acceso para reinstalar cámaras de monitoreo en zonas esenciales para revivir el acuerdo con las potencias mundiales.

"Están haciendo lo suficiente técnicamente para poder cambiar su relación básica con Occidente para poder tener un diálogo más igualitario en el futuro", dijo un diplomático occidental involucrado en las conversaciones. Y dos diplomáticos europeos dijeron que parecía que Irán “simplemente estaba ganando tiempo para acumular más material y conocimientos técnicos''.

Negociaciones con bajas expectativas

El próximo lunes 29 de noviembre, se reanudan las negociaciones indirectas en Viena después de una suspensión de cinco meses impuesta por Irán; pero las actividades atómicas de Teherán por lograr ganar influencia contra Occidente han bajado las expectativas de un gran avance en las conversaciones.

Los diplomáticos occidentales esperan reanudar las conversaciones el lunes con la premisa de retomar donde quedaron en junio y han advertido que, si Irán no logra restaurar su cooperación con la AIEA y mantiene sus posiciones rígidas, entonces tendrán que revisar rápidamente sus opciones.

El equipo negociador de Irán, por su parte, ha hecho hincapié en que llegan a las conversaciones con la idea de que se levante por completo las sanciones en su contra y que esa es su única condición sobre la mesa para continuar con el acuerdo.

"Si esta es la posición que Irán sigue manteniendo el lunes, entonces no veo una solución negociada", dijo un diplomático del equipo negociador europeo.

Si las conversaciones colapsan, se espera que Estados Unidos y sus aliados se enfrenten inicialmente a Irán en la AIEA el próximo mes, convocando una reunión de emergencia.

Las potencias occidentales también han mencionado que probablemente traten de mantener a bordo a Rusia, que tiene influencia política sobre Irán, y China, que “proporciona un respiro económico a Teherán a través de compras de petróleo”, ya que inicialmente buscan tener más alternativas.

Con AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente