El equilibrio está en el 'sexo, las drogas y el rock and roll', según el experto en liderazgo Jamie Wheal

·6 min de lectura
Young people dancing and having fun in a large nightclub.
Jamie Wheal propone 5 herramientas efectivas y de bajo costo para recuperar la inspiración, la conexión con los otros y sanar. (Getty Images)

Hay días en que todo parece conspirar en nuestra contra. Como cuando salimos apurados para una reunión importante, nos volcamos el café en el traje y encontramos un gran atasco en la autopista o hay una paralización inesperada de los servicios de tren. Es probable que el estrés aumente tu sensibilidad y que, cuando regreses agotada a casa, termines discutiendo con tus hijos y o tu pareja.

El autor y experto en liderazgo y máximo rendimiento Jamie Wheal se ha dedicado a diseñar antídotos para reparar los traumas que nos causa la cotidianidad. En su último libro "Recapture the Rapture: Rethinking God, Sex, and Death in a World That's Lost Its Mind" (Reconquista el rapto: Repensar a Dios, el sexo y la muerte en un mundo que ha perdido la cabeza), el especialista en neurociencia sugiere que no todo lo que hemos catalogado como un vicio es necesariamente malo.

En un podcast reciente, Wheal expresó que si nos quedamos atrapados en nuestro día a día, lo mundano nos aplastará. “Necesitamos herramientas para reparar nuestro trauma, herramientas para reconectarnos con la inspiración, por qué estamos aquí y qué significa todo, y herramientas para conectarnos mejor entre nosotros”, dijo.

Sanación

Y el secreto está vincularnos con nuestros propios cuerpos y cerebros y echar mano de algunas “las psicotecnologías más potentes, polémicas, cargadas de tabúes y poderosas creadas por los humanos”.

La mayoría ha desnudado su vida de propósito y significado. Hemos perdido la convicción de que existe algo más allá de esta vida injusta y cruel con la que nos enfrentamos a diario.

Wheal asegura que una de las formas efectivas y de bajo costo de acceder a la inspiración, la sanación y la conexión con los otros es a través de la respiración.

“Todos estamos fuertemente codificados para respirar. En nuestro sistema nervioso, hay todo tipo de refuerzos de la frecuencia respiratoria, la profundidad del ritmo y eso tiene un impacto profundo en nuestra conciencia”.

El autor cree que podemos aliviar el estrés, la depresión o disminuir el PTSD simplemente aprendiendo a respirar mejor.

Sexualidad

Otra clave es la sexualidad. Los humanos hemos tenemos mapas en nuestros circuitos cerebrales que crean el comportamiento. Y nuestros impulsos de procreación son el cableado neurológico fundamental.

Según Wheal, todas las hormonas, la neuroelectricidad, los incentivos que nos impulsan a procrear instintivamente también pueden usarse para conectar con la conciencia.

Los resultados de una encuesta sexual realizada para escribir su último libro mostraron el profundo impacto que el sexo puede tener en el bienestar holístico.

Las parejas estables y duraderas que tienen sexo se benefician de algunos cambios cerebrales. “Vemos los resultados en una cascada de neuroquímicos, que incluye prolactina, vasopresina, serotonina, oxitocina, dopamina y anandamida (todos los grandes impulsores de las experiencias de estado máximo), y que surgen durante el sexo, el coito y el orgasmo. Así que dices, ‘Santo cielo’, este parece un candidato muy fuerte como el precursor de cambios persistentes en el estado cerebral y cambios cognitivos a lo largo plazo".

El contacto con el cuerpo es el tercer camino para reencontrarnos con nosotros mismos. Tenemos un nervio vago que va desde el tronco del encéfalo hasta la raíz. Y tenemos un sistema endocannabinoide que en realidad es el metrónomo y el regulador de todo, desde la inflamación hasta la extinción de la memoria y la sensación de bienestar. Nuestros sistemas nerviosos y nuestros cuerpos en realidad pueden ser herramientas profundamente potentes para desbloquear y descargar traumas, y para preparar y estimular estados de excitación e inspiración.

Según Wheal,  todas las hormonas, la neuroelectricidad, los incentivos que nos impulsan a procrear instintivamente también pueden usarse para conectar con la conciencia.
Según Wheal, todas las hormonas, la neuroelectricidad, los incentivos que nos impulsan a procrear instintivamente también pueden usarse para conectar con la conciencia.

Sustancias y música

Los otros dos aspectos esenciales para mantener un estado de bienestar en nuestras vidas, según la teoría de Wheal, son las sustancias y la música.

El caso las sustancias que alteran el ánimo es el más polémico porque los científicos no dicen que existe un fundamento humano ni mamífero que explique la intoxicación. Y, sin embargo, el deseo de buscar estados alterados o no ordinarios de conciencia es tan generalizado que ha sido identificado como un cuarto impulso básico de supervivencia. “Nuestro deseo de cambiar de estado de manera significativa está bastante arraigado. No importa cuáles sean nuestras culturas, costumbres o tabúes particulares. Podemos hacer uso de sustancias ampliamente disponibles y podemos combinarlas con otros protocolos hábiles que entender cómo funcionan nuestros cuerpos y cerebros y llevarnos de manera segura a la experiencia máxima”.

Y sobre la música se puede argumentar que incluso precedió al lenguaje. Wheal dice que es mentira que el sexo las drogas y el rock and roll van a destruir la civilización. "En realidad, no, no, no. Estas son las cosas que crearon la civilización".

Durante toda la historia humana, habían espacios comunitarios para moverse, cantar, aplaudir, bailar y jugar , donde todos participaban. Primero todos se dejaban llevar a ese estado peculiar de disfrute, hasta que descubrieron que danzar al ritmo de la música tenía un poder curativo.

Si unes esos cinco elementos (respiración, sexualidad, corporalidad, sustancias y música) tienes cinco herramientas que puedes usar en el proceso de realización o transformación humana.

“No promete una salida o un escape. No promete un ser felices para siempre que sea estructuralmente diferente del aquí y ahora. Pero nos brinda una forma de recordar lo que olvidamos, de remendar nuestros huesos y de reencontrarnos a nuestros hermanos. Y si podemos ayudarnos unos a otros a hacer eso, entonces tenemos una oportunidad de recuperar nuestros anhelos más profundos”.

Wheal dice que anhelamos propósito y trascendencia. Anhelamos la sanación y la integración, y anhelamos la comunidad y la conexión. Es un taburete de tres patas. Si tienes una comunidad sin trascendencia y sin sanación, terminas con un pensamiento grupal disfuncional y aburrido. Si tiene estados pico sin conexión a tierra y comunidad, termina con megalomanía o inflación. Y si tienes una curación sin sentido, sin propósito, o si siempre deseas más, simplemente terminas atrapado en una búsqueda eterna del crecimiento personal.

Es la mezcla, la integración de esos anhelos fundamentales, lo que hace que el mundo gire.

También te podría interesar:

Video | Los mensajes olvidados del Kama Sutra

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente