El Episcopado nicaragüense aboga por elecciones libres y transparentes

Agencia EFE
·3 min de lectura

Managua, 17 feb (EFE).- La Conferencia Episcopal de Nicaragua abogó este miércoles por la aprobación de unas reformas electorales que garanticen un proceso de elecciones "libres y transparentes" en los comicios de noviembre próximo, en los que está previsto que el presidente del país, Daniel Ortega, en el poder desde enero de 2007, busque una nueva reelección.

En un mensaje en ocasión del inicio de la Cuaresma, los obispos nicaragüenses también hicieron voto para que el 2021 "sea un año en el que se supere todo tipo de confrontación" en Nicaragua, país que está inmerso en una grave crisis sociopolítica y de derechos humanos desde abril de 2018 cuando estallaron unas protestas contra el Gobierno por unas controvertidas reformas a la seguridad social y que se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario.

"En este año, en el cual como pastores nos unimos a la aspiración de los nicaragüenses, sobre las necesarias reformas electorales que garanticen un proceso de elecciones libres y transparentes, hacemos votos para que sea un año en el que se supere todo tipo de confrontación, descalificación y acciones que vayan en contra de este ejercicio cívico y democrático, que todo nicaragüense tiene derecho de ejercer", señaló el Episcopado.

"Esto se puede lograr si se deponen actitudes de poder, de individualismo y haciendo caminos de conversión por el bien común", agregó.

Nicaragua tiene previsto celebrar elecciones nacionales el 7 de noviembre de 2021 y el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que retornó al poder en enero de 2007, busca conservarlo por cinco años más.

Los opositores, que se encuentran fragmentados, buscan en cambio cómo derrotar a los sandinistas, dirigidos por Daniel Ortega, de 75 años, los 14 últimos en su segunda etapa como presidente de Nicaragua, tras coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1985, y presidir por primera vez el país de 1985 a 1990.

INVITAN A LA CONVERSIÓN

En su mensaje, los religiosos encomendaron el pueblo de Nicaragua al Inmaculado Corazón de María y le suplicaron "que siga intercediendo por nuestra patria".

En el documento, dirigido a sacerdotes, religiosos, fieles laicos "y a todos a quienes aman al Señor", los obispos también exhortaron "a vivir intensamente un encuentro con Jesucristo, dueño y señor del tiempo y de la historia".

En el escrito, indicaron que "esta es la hora propicia para convertirnos a Él de todo corazón", porque "es en el corazón del hombre donde brotan la maldad, la injusticia, la iniquidad, el egoísmo, la soberbia, la destrucción de la vida y de la naturaleza, la oposición al plan de amor de Dios".

Por tanto, animaron a la conversión y a liberarse "de cualquier lastre o peso que nos separe de su amor"

"La conversión implica aceptar, servir, proteger, custodiar la vida y dignidad de toda persona; es volver sobre los propios pasos al punto de origen, reconociendo el error para enmendarlo", anotó el Episcopado, que observó que "un verdadero encuentro con Cristo cambia radicalmente la existencia".

"Los animamos a ponernos en este urgente camino de conversión", instó la Conferencia Episcopal, que también invitó a la oración y a la penitencia.

Asimismo, aseguraron que en este tiempo de pandemia de la covid-19, "la vivencia de la iglesia doméstica se ha fortalecido y nuestra piedad popular la vivimos como una nueva evangelización, principalmente a través de los medios digitales".

"A pesar del sufrimiento que implica la pandemia, debemos renovar la experiencia de nuestra fe, celebrando este tiempo de gracia a través de todos los medios posibles a nuestro alcance y de acuerdo con las orientaciones pastorales de cada Diócesis", apuntó.

(c) Agencia EFE