Enviado de la ONU analiza con Hafter la aplicación del acuerdo alto el fuego

Agencia EFE
·4 min de lectura

Trípoli, 18 feb (EFE).- El nuevo jefe de la misión especial de la ONU para Libia (UNSMIL), Ján Kubiš, se reunió hoy en Bengasi, segunda ciudad en importancia de Libia y capital del este del país, con el mariscal Jalifa Hafter, tutor del Gobierno no reconocido y hombre fuerte libio, con el que analizó el proceso de paz y transición política que debe desembocar en las elecciones legislativas previstas para diciembre de este año.

Según un comunicado de la ONU, en la reunión también participaron miembros del Comité militar 5+5 (JMC 5+5), único organismo en el que negocian de forma directa las fuerzas adscritas a los dos Ejecutivos hasta la fecha enfrentados en Libia, el liderado por Hafter y el llamado Gobierno de Acuerdo Nacional, sostenido por Naciones Unidas en Trípoli desde 2016.

"La reunión giró en torno en las vías para acelerar la plena aplicación del acuerdo de alto el fuego, firmado el 23 de octubre de 2020, incluida la retirada de todas las fuerzas extranjeras y de los mercenarios, así como la unificación de las instituciones militares y de seguridad. También discutieron formas de acelerar la apertura de la carretera costera", explicó la nota.

"Durante la reunión, Kubiš elogió los esfuerzos del JMC 5+5 reiteró la urgente necesidad de poner fin a toda interferencia internacional en Libia, así como que todos los países respeten las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, incluido el embargo de armas, y lo más importante de respetar la voluntad de los libios", agregó.

GRAN ACTIVIDAD DIPLOMÁTICA

El encuentro con Hafter se produjo al día siguiente de que se reuniera con el nuevo presidente del Consejo de Gobierno, Mohamad al Manfi, y con uno de los vicepresidentes del mismo, Abdulah Al Lafi, en el primer encuentro de coordinación desde que todos ellos accedieran días atrás a sus nuevas responsabilidades.

Kubiš asumió el cargo la semana pasada, apenas unos días después de que el llamado Foro Para el Diálogo Político en Libia (FDPL), creado "ad hoc" por su predecesora Stephanie Williams, eligiera la lista liderada por Al Manfi para encabezar el nuevo Gobierno de Unidad Nacional (GUN) transitorio, que debe conducir el país a las elecciones previstas en diciembre.

En este contexto, el diplomático eslovaco y el líder de la transición en Libia también discutieron los planes para estabilizar el país y avanzar en la pacificación a través de las decisiones del Comité Militar 5+5

ESCASOS AVANCES

El comité, fruto igualmente del procesos impulsado por la UNSMIL en octubre, acordó meses atrás frenar todas las acciones bélicas, reabrir las principales vías de comunicación, congelar el movimiento de tropas en la línea del frente, situada a la altura de la ciudad septentrional de Sirte, suspender los contratos militares con las potencias extranjeras y expulsar a los miles de mercenarios extranjeros.

Casi cuatro meses después, los mercenarios no se han movido, las maniobras bélicas prosiguen en el eje que forman las ciudades de Sirte y Al Jufrah, los contratos con países como Turquía y Rusia siguen en vigor y solo la limpieza de minas ha comenzado en la autopista que cruza el país a través de la costa.

Además, Moscú y Ankara, patrocinadores del actual alto el fuego y aliados de Hafter y de Trípoli, respectivamente, se resisten a suspender los contratos y a retirar los miles de mercenarios que han ambos han enviado a Libia, en su mayoría sirios.

Soldados y oficiales turcos mantienen el control de las dos bases más importantes en el oeste del país mientras que mercenarios del conocido como "Wagner Group", propiedad de un oligarca muy cercano al presidente rudo, Vladimir Putin, trabajan en base bajo control de Hafter en el este, en el suroeste y el oasis de Jufrah.

NUEVO GOBIERNO

Kubiš llegó a Trípoli el día 17, cuando se conmemoraba el décimo aniversario del levantamiento contra la dictadura de Muamar al Gadafi, y se reunió con el presidente del Consejo de la Presidencia saliente, Fayez Serraj en Trípoli, con el que repasó el plan para el relevo de poder

Después viajó a la ciudad oriental de Al Qubba, sede del gobierno no reconocido en el este, donde se reunió con el presidente de la Cámara de Representantes, Aguila Saleh, para conocer los preparativos de la sesión parlamentaria que debe conceder el voto de confianza al nuevo gabinete.

Allí se reunió con diputados del las tres regiones libias, a los que expresó el compromiso de la ONU de continuar ayudando a la Cámara, que debe validar el nuevo gobierno.

(c) Agencia EFE