El dilema Bosé: cómo abordar posturas negacionistas desde la ciencia (y los medios)

Marina Velasco
·Redactora, El HuffPost
·1 min de lectura
Un momento de la entrevista de Jordi Évole a Miguel Bosé. (Photo: LA SEXTA)
Un momento de la entrevista de Jordi Évole a Miguel Bosé. (Photo: LA SEXTA)

Más de 2,7 millones de personas vieron este domingo a Miguel Bosé enorgullecerse de ser negacionista. La entrevista que le hizo Jordi Évole al cantante en Lo de Évole batió récord de audiencias, y esa fue sólo la primera entrega, que se completará con la emisión del próximo domingo.

Precisamente será la próxima semana cuando Bosé dé sus ‘argumentos’ para explicar su negacionismo, ya que este domingo sólo dio unas pinceladas (no cree en las mascarillas, no usa gel hidroalcohólico y está convencido de que su madre no murió de coronavirus). Évole reconoció que es su segunda entrevista más polémica después de la que le hizo al presidente venezolano Nicolás Maduro. Quienes estudian el virus y los movimientos negacionistas entienden la crítica de una parte de la sociedad a que se dé altavoz a este tipo de posturas en horario de máxima audiencia.

Todo ello, recordemos, cuando en España han muerto 76.525 personas por covid hasta este lunes, y hay 10.246 que todavía permanecen hospitalizadas.

Estas entrevistas “tienen un impacto negativo”

Es difícil definir qué enfoque tendrían que adoptar los medios de comunicación y la sociedad en general frente a posturas tan abiertamente negacionistas, pero los expertos consultados coinciden en lo no se debería hacer, como por ejemplo darles un altavoz tan potente, dejar argumentos sin rebatir o poner a la misma altura ciencia y pseudociencia.

Para Guillermo Fouce, doctor en Psicología social y presidente de Psicólogos Sin Fronteras, entrevistas como la de este domingo a Miguel Bosé “tienen un impacto negativo” por lo que en psicología se conoce como “efecto halo”. “Tendemos a asociar que quien es fam...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.