Letizia: la práctica universitaria sobre Juan Carlos I que la pondría en jaque

·3 min de lectura
MADRID, SPAIN:  Prince Felipe (C) smiles as his father, Spain's King Juan Carlos I (R) talks to Prince Felipe's fiancee Letizia Ortiz (L), 22 April 2004 in the Spanish city of Madrid, during a military parade to celebrate the opening of the Spanish Parliament's eight legislature. Expressing
La entrevista de Letizia a Juan Carlos I ha desaparecido (Photo credit should read RAFA RIVAS/AFP via Getty Images)

Hoy en día es la reina de España, querida por parte del pueblo y cuestionada por algunas voces más críticas. Letizia Ortiz no tiene ‘sangre azul’ ni viene de alta cuna monárquica sino que era una joven periodista divorciada cuando se casó con Felipe VI.

Todos tenemos un pasado pero, al convertirse en prometida del por aquel entonces príncipe Felipe, algunos aspectos del pasado de Letizia Ortiz, se esfumaron. Sus buenas amigas periodistas hablan maravillas de ella, entre ellas, Sonsóles Ónega, que ha ganado popularidad ante la audiencia gracias a su programa en Telecinco.

Sin embargo existe una práctica universitaria que podría poner en jaque a Letizia y es que, cuando la realizó, poco o nada se podía imaginar el futuro que le esperaba como miembro de la familia real y monarca del país.

A mediados de los años noventa y según recoge ‘El Español’, Letizia acudía a diario a la universidad Complutense de Madrid para cursar su carrera de Periodismo. En el último curso, entre el elenco de profesores estaba Fermín Bouza Álvarez que le pidió una práctica teórica que ya apuntó a la ambición de la hoy reina.

Fermín le pidió a Letizia que elaborara una entrevista a un personaje que ella tenía que elegir. Ni corta ni perezosa, Leti, escogió a Juan Carlos I, por aquel entonces rey. Ortiz planteó las preguntas que le haría al monarca sin tener idea de que, años después, sería su suegro.

Pero, ¿dónde está hoy en día esa entrevista ficticia? Pues apuesto a que está o destruída, o en algún cajón guardada bajo llave y es que podría llegar a ser muy comprometida para Letizia si viera la luz según las preguntas que ella formulase.

Según el citado medio, esa entrevista fue el motivo del distanciamiento entre Fermín y Letizia que eran muy buenos amigos (incluso fue invitado a su boda). Letizia quería que su exprofesor le devolviese dicho documento que hoy parece haber desaparecido misteriosamente pero él nunca se lo entregó, que se sepa, al igual que jamás lo hizo público traicionando la confianza de Ortiz.

Lo jugoso del asunto y quizá la razón por la que Letizia quería tener en su poder dicha práctica universitaria era porque, según apunta una biografía sobre ella que recoge ‘Informalia’, Ortiz era “republicana y nada religiosa”.

Desde su supuesta creencia republicana (que hoy, entiendo, debe haber cambiado radicalmente) las cuestiones a plantearle a Juan Carlos I podrían ser de lo más espinosas, ya no para el emérito actual sino para la propia imagen de Ortiz hoy en día.

Carmen Pena, viuda de Fermín que falleció hace cinco años, asegura que la entrevista no contenía nada comprometido, sin embargo apuntilla que “era de una chica normal con bastante capacidad crítica, al rey”.

Ahora que todo lo que dice o hace Letizia está mirado con lupa, esa capacidad crítica le podría salir muy cara si dicho documento cayera en manos interesadas y se filtrase a la prensa. Ortiz bien lo sabe y es que, aunque fuese una práctica ‘inocente’ en aquella época, ahora es un auténtico tesoro mediático que, además, puede alcanzar un elevado precio en el mercado de la prensa del corazón y la crónica rosa monárquica.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente