Buena predisposición, pero escasa aplicación del pasaporte covid en Cataluña

Barcelona, 26 nov (EFE).- La buena predisposición mostrada por los propietarios y clientes de bares y restaurantes, donde desde hoy es obligatorio en Cataluña mostrar el pasaporte covid de vacunación para poder entrar a su interior, ha topado con una escasa aplicación real de la medida, que sí ha sido más seguida en gimnasios y residencias.

"A partir de hoy viernes todos los clientes que consuman dentro de la tienda tendrán que enseñar certificado covid. No hace falta si van a consumir en la terraza o take away", reza un cartel colocado en una panadería-cafetería de la cadena 365 del barrio barcelonés del Eixample, donde hoy las dependientas pedían que los clientes les mostraran el documento.

La mayoría lo descargaban desde su teléfono móvil y lo mostraban a la dependienta, quien tras una fugaz mirada, sin exigir el DNI para comprobar la identidad, se apresuraba a servirles para evitar que se le acumulara la cola, sobre todo cuando algunos tenían problemas para encontrar el documento o descargárselo de la web La Meva Salut de la Generalitat, que hoy continua saturada.

Paula, la afanosa dependienta de la panadería-cafetería, ha explicado a Efe: "Exigimos el carnet covid, pero como trabajadoras reclamamos, todo lo hacen a última hora y la instrucción nos ha llegado de madrugada".

"De que hay que pedirlo ya nos parece bien, pero hasta que nos hagamos a la idea, la gente está un poco incómoda porque no lo llevan encima, vienen con prisa, hay molestias.... Aunque hay algunos que ya lo traen encendido y me lo enseñan directamente", ha señalado la dependienta.

Un cliente habitual, sin embargo, ha sido atendido igualmente porque les ha dicho que no sabía la nueva normativa y tenía el certificado en casa.

"La verdad es que desde las seis de la mañana y hasta ahora, nadie se ha tomado mal que le pidamos el carnet de covid", ha resaltado la dependienta.

Eddy, un turista latinoamericano que desayunaba en esta cafetería, ha aplaudido la medida porque "sabemos que estamos más seguros, aunque en realidad puede haber contagios de otras cosas, no sólo de covid".

"Llevamos ya dos semanas viajando por Europa y ya tenemos el pasaporte covid preparado para enseñarlo en todos los lugares, para nosotros ya es rutinario. En otros países nos lo han pedido en todos lados, en restaurantes, museos, aeropuertos...", señala.

Otros muchos bares y restaurantes no han solicitado esta mañana mostrar ningún documento de vacunación a sus clientes para poder entrar, según ha podido comprobar Efe en varios establecimientos.

Algunos de los propietarios de bares consultados por Efe han expresado que no les parece bien pedir el pasaporte a los clientes habituales que acuden cada día, y otros han criticado que nadie les haya informado de cómo tienen que llevar este control. Además, ni tienen un programa o aparato para leer el código QR que figura en los pasaportes covid.

Otra dificultad esta mañana para poder aplicar la nueva obligatoriedad del pasaporte covid para entrar en establecimientos de restauración, gimnasios y residencias, es que el acceso a la web La Meva Salut del Departamento de Salud, desde donde se descarga el certificado de vacunación, está colapsada.

Ello ha provocado por ejemplo que en algunos gimnasios, donde si obligaban a mostrar el pasaporte, se hayan formado colas de usuarios para entrar porque intentaban descargarse el certificado y no podían hacerlo porque la web estaba saturada.

También se han dado casos de personas mayores que han acudido a los ambulatorios para que les imprimieran en papel el pasaporte covid para poder ir al bar a tomar el café como hacían de costumbre.

Algunos usuarios de gimnasios, como Mar Umbresa o Purificación Padilla, han mostrado su conformidad con la medida y han opinado que les hace estar "más seguras" por saber que todos tienen el certificado covid, que, según la nueva normativa, debe mostrarse acompañado del DNI.

Guillermo Carnicer, responsable del gimnasio Orange Theory Fiutness, del centro de Barcelona, ha reconocido a Efe: "La medida no nos ha cogido por sorpresa porque hacía días que el gobierno lo venía anunciando que quería hacer, y como llevamos tiempo que nuestros socios se han tenido que adaptar a diferentes medidas sanitarias, esta ha sido recibida con aceptación, una cosa de fuerza mayor. La mayoría lo ha aceptado correctamente".

"El primer día de aplicación no hemos tenido ningún problema", ha recalcado el responsable del gimnasio, donde toman la temperatura y obligan a poner gel en las manos antes de entrar.

Algunos usuarios ven la petición del pasaporte covid más como una medida para intentar que se vacunen más personas y de hecho, hoy, el departamento de Salud de la Generalitat, ha colgado en las redes sociales este mensaje: "Aprovecha el #VacFriday y vacúnate si aún no lo has hecho".

Por Paco Niebla

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente