El 'entrómetro' de la convención del PP: Ayuso 1- 0 Casado

·2 min de lectura
Isabel Díaz Ayuso llega a la Convención Nacional del PP. (Photo: ANTONIO RUIZ VALDIVIA (EL HUFFPOST))
Isabel Díaz Ayuso llega a la Convención Nacional del PP. (Photo: ANTONIO RUIZ VALDIVIA (EL HUFFPOST))

Pasadas las 12:30 se abrían las puertas del coche. Los medios, ansiosos. Y (casi) todo el PP ya dentro del Palau de les Arts de Valencia para su gran convención. Pero Isabel Díaz Ayuso se ha hecho de rogar... y mucho. Llegada desde EEUU, ha decidido marcar hasta las entradas.

Casado había llegado poco antes de las once. Algunos aplausos, algunas carreras de los medios, pero sin declaraciones. Junto a su esposa, y sin entrar con todos sus líderes. Él hoy no subirá al escenario de esta convención para discursear pero hace de gran anfitrión.

Pero todo se le ha ido al traste por el desafío de la presidenta madrileña, que mantiene un pulso por ser ya la líder del PP de Madrid y siempre con el fantasma de aspirar a La Moncloa. Literalmente: ha reventado la convención al haber estado fuera durante estos días y por haber roto la sacrosanta unidad de los populares.

Así que hasta en su llegada ha querido hacerse notar. Ha sido la última en llegar. Los presidentes autonómicos habían desfilado antes, en el siguiente orden: Fernando López Miras, Alfonso Fernández Mañueco, Alberto Núñez Feijóo y Juanma Moreno (este ha llegado en furgo negra al estilo rock star).

Todos entraban, pero los periodistas se quedaban en la calle. La que importa este sábado es la presidenta de Madrid. Ha llegado en coche negro blindado, la esperaba en la calle organizándolo todo Alfonso Serrano (su mano derecha en la Asamblea). Pasadas las doce y media, se bajaba del auto, de blanco y negro.

Breve paseíllo y ha empezado la locura. Empujones, preguntas de los periodistas, guardaespaldas desbordados, gritos y aplausos. Muchos más que a Casado, muchos más. Y allí estaba el equipo de ‘ayusers’, todos cargos del PP de Madrid, y detrás de ella han empezado a gritar como locos “presidenta, presidenta, presidenta”.

Ella miraba de refilón a la prensa, pero no ha querido hablar. Su silencio vale ahora mucho más. Ante una pregunta al aire de si va a mandar un mensaje de unidad en la convención, ella ha asentido sin decir ni una palabra. Ella y sus fans del partido han entrado en el Auditorio mostrando su fuerza.

En el entrómetro de la convención del PP el resultado ha sido muy claro: Ayuso 1- 0 Casado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente