El entorno racista y homofóbico que rodea a la Fórmula 1

·4 min de lectura
El piloto monegasco de Ferrari, Charles Leclerc (en primer plano), pasa junto al piloto alemán de Aston Martin, Sebastian Vettel, que gira mientras compiten en la pista de carreras Red Bull Ring en Spielberg, Austria, durante el Gran Premio de Fórmula Uno de Austria el 10 de julio de 2022. (Foto: Jure Makovec/AFP vía Getty Images)
El piloto monegasco de Ferrari, Charles Leclerc (en primer plano), pasa junto al piloto alemán de Aston Martin, Sebastian Vettel, que gira mientras compiten en la pista de carreras Red Bull Ring en Spielberg, Austria, durante el Gran Premio de Fórmula Uno de Austria el 10 de julio de 2022. (Foto: Jure Makovec/AFP vía Getty Images)

Un trabajador de la escudería Aston Martin de la Fórmula 1 reveló en una entrevista con el canal británico Sky News que sus compañeros lo trataban de manera despectiva por su color de piel y todo empeoró cuando decidió contarle a uno de sus colegas que cuando era adolescente tenía un novio.

Aidan Louw está involucrado con la F1 desde que tenía 16 años. Nació en Sudáfrica y su piel es color mestizo, razón por la cual sus compañeros decidieron no usar su nombre cuando se referían a él o lo querían llamar: “No me llamaron por mi nombre, era brownie o negro (en inglés es una forma despectiva y racista para referirse a las personas afrodescendientes)”, dijo a Sky News.

Louw, de 25 años, trabajaba como laminador construyendo algunas de las partes de los automóviles que conduce el tetracampeón mundial de la F1 Sebastian Vettel en las oficinas centrales del prestigioso equipo de F1, ubicadas al lado del circuito de Silverstone.

El acoso en su contra inició en el mismo momento en que se unió al equipo como contratista en febrero pasado con apodos racistas. “Antes de entrar en mi entorno de trabajo, fue cuando me dijeron 'mira, si tienes un problema con la forma en que hablamos aquí, es solo eso, la forma en que hablamos'”, recordó.

Con el tiempo “pasó de brownie a darkie (oscurito)”. No tardó mucho tiempo en procesar lo que estaba pasando y del abuso al que estaba siendo sometido por sus colegas, que incluso le decían palabras de grueso calibre que usaban contra las personas negras en Sudáfrica en tiempos del apartheid, algo que era “extremadamente ofensivo”.

Para terminar de empeorar su situación, le contó a uno de sus compañeros que tuvo “un novio” durante su adolescencia y en “una fracción de segundo todo cambió”, ahora también era víctima de homofobia al interior de la escudería.

“Tan pronto como se enteraron de esa información empezaron a tratar de destrozarme, de acabarme como individuo y como ser humano”, indicó durante su entrevista con Sky News.

Durante el pasado Gran Premio de Austria los organizadores de la F1 recibieron denuncias de espectadores que citaron misoginia agresiva hacia las fanáticas y algunos espectadores dijeron que se sentían asustados por la atmósfera. Otros se refirieron a insultos homofóbicos y al uso de insultos racistas contra el piloto de Mercedes Lewis Hamilton, muchos de los cuales provenían de las gradas donde se reunían en masa los fans de Max Verstappen, conocidos como el "ejército naranja".

"Se pone sobre relieve que sigue siendo un problema, que es por falta de educación y, desde luego, la ignorancia", dijo Hamilton. “La gente debe venir, sentirse segura, sentirse incluida y poder alentar al que uno quiera. No debe influir tu género, tu sexualidad, el color de tu piel. Se trata de que todos puedan pasar un buen rato”.

A todo esto se suman las palabras del expiloto de F1 Nelson Piquet, quien tuvo que disculparse con Hamilton por llamarlo con una palabra racista cuando fue entrevistado en un podcast. Y pocos días después fue despedido de la escudería Red Bull el joven piloto Juri Vips por haber usado lenguaje racista y discriminatorio durante un juego en línea.

Aston Martin F1 asegura que el contrato de Louw se rescindió debido a un “desempeño deficiente” y que no estaba relacionado con la discriminación que había experimentado.

Louw cree que la decisión de terminar su contrato es parte del abuso al que se había enfrentado.

En un comunicado a Sky News, Aston Martin Racing dijo: “AMR y su proveedor operan con una política de tolerancia cero con respecto al racismo, la homofobia y todo tipo de discriminación”.

“En este caso, se creyó correctamente al denunciante, se atendió de inmediato a sus quejas y se impusieron las sanciones apropiadas de acuerdo con nuestra política de tolerancia cero”, publicó Sky News y agregó que al parecer las personas involucradas en el abuso racista y homofóbico ya no trabajan en Aston Martin Racing.

VIDEO: Las mejores imágenes de la presentación de Raphinha

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente