Enrique Iglesias y su tranquila vida familiar alejado de los focos

A.S.C.
·4 min de lectura

A sus 45 años, Enrique Iglesias acaba de ser reconocido como el artista latino más grande de la historia en los premios Billboard Latinos, celebrados el pasado miércoles en Florida. El cantante español, convertido desde hace años en uno de los grandes referentes de la música latina en el mundo, es una de las voces indispensables en los escenarios de medio mundo. Pero él, como suele hacer siempre en situaciones similares, se mostró un tanto abrumado por el galardón. “Ya sé que esto es un premio muy especial y la verdad es que no he escrito nada, así que cualquier cosa que diga, por favor, perdonadme si me confundo” comenzó diciendo tras la presentación que hizo de él su amigo Pitbull -durante la que se llevó las manos a la cara en una clara muestra de timidez-. Porque Enrique, que ha estado familiarizado con los flashes desde su más tierna infancia, prefiere alejarse de los focos y pasar inadvertido fuera de los escenarios, por lo que llegó a 'esconderse' en un insólito lugar tras recibir el mayor reconocimiento a su carrera, buscando, tal vez, unos minutos de tranquilidad para asimilar su emoción.

Anna Kournikova, con su hija Mary
Anna Kournikova, con su hija Mary

El cantante lleva una tranquila vida familiar junto a la tenista Anna Kournikova, con la que tiene una sólida relación desde hace años y con la que ha sido padre de sus tres hijos, los mellizos Lucy y Nicholas, que cumplirán tres años en diciembre, y la benjamina Mary, de tan solo diez meses. Sus éxitos musicales son siempre una razón para estar contento, pero en el caso de Enrique parecen serlo mucho más los personales. De hecho, el hijo de Isabel Preysler y Julio Iglesias no deja de presumir de las evoluciones de su tres adorados pequeños y comparte divertidos vídeos en los que disfruta, tanto o más que ellos, mientras todos juegan en el jardín o se dan un baño en la piscina.

La llegada al mundo de los tres hijos de Enrique y Anna se produjo con gran discreción. La tenista logró que su primer embarazo pasase casi inadvertido para la prensa pese a ser gemelar, y lo mismo ocurrió con el segundo. El nacimiento de Nicholas y Lucy, en diciembre de 2017, convirtió a Enrique en un auténtico padrazo, un 'título' que ha revalidado con la llegada de su tercera hija, Lucy. La pareja disfruta de una tranquila vida familiar en compañía de los tres pequeños y es habitual que compartan muchos de esos entrañables y divertidos momentos con sus hijos.

El propio Enrique ha contado en distintas ocasiones cómo le ha cambiado la vida desde que es padre y cuánto le cuesta estar lejos de sus hijos: “Es difícil dejarlos dos días o dos semanas. No es fácil. Intento no estar más de dos semanas fuera de casa. Pero sí, es difícil, sobre todo los primeros días”.

Enrique Iglesias con su hija Lucy
Enrique Iglesias con su hija Lucy

- ¡Arre, caballito! Así de bien se lo pasa Enrique Iglesias jugando con sus mellizos
- ¡Por agua y por aire! Enrique Iglesias comparte las fotos más tiernas con sus mellizos

Mary, la tercera hija de Enrique Iglesias
Mary, la tercera hija de Enrique Iglesias

- FOTOGALERÍA: Iglesias o Kournikova, ¿a quién se parece más Mary?

Tiempo para ver a sus hermanos y su madre siempre que puede

En la vida de Enrique también hay tiempo para verse con su hermano Julio José, al que siempre ha estado muy unido y con el que sigue manteniendo una relación muy cercana. "Vivimos muy cerca, juego con mis sobrinos, a Enrique también le gusta mucho el deporte y jugamos al tenis...", aseguraba recientemente Julio José. Lo cierto es que la familia es muy importante para Enrique y, aunque no son muchas las ocasiones en que hemos podido verle junto a su madre, siempre que están juntos disfrutan intensamente de esos momentos, como ocurrió el pasado diciembre, cuando Enrique dio un concierto en el Palacio de los Deportes de Madrid y madre e hijo protagonizaron un emotivo reencuentro. Después del concierto, Enrique quiso disfrutar de una cena en familia, en la que se reunió con sus hermanas Tamara y Ana, y el marido de ésta última, Fernando Verdasco.

Enrique, con sus hermanas Tamara y Ana, y el marido de ésta, Fernando Verdasco
Enrique, con sus hermanas Tamara y Ana, y el marido de ésta, Fernando Verdasco

Los éxitos musicales de Enrique, que cumplió el pasado mes de septiembre 25 años de carrera, le han obligado a viajar por todo el mundo, aunque la actual situación generada por la pandemia ha cambiado notablemente su vida diaria. Y no puede evitar echar de menos los escenarios y el contacto directo con sus fans, como recordaba al recibir el premio Billboard: “Quiero también decirles a todos mis fans que gracias por todo el apoyo en el transcurso de mi carrera, os echo de menos, muchísimo de menos” aseguró.

El ahora reconocido como mejor cantante latino de todos los tiempos ha vendido, a lo largo de sus 25 años de carrera, cerca de 200 millones de discos. Y es el intérprete con con más récords en Hot Latin Songs, Latin Airplay y Latin Pop Airplay, con temas tan conocidos como Súbeme la radio y Bailando, entre otros muchos éxitos. Pero nada equiparable a la satisfacción que le genera su vida familiar junto a sus tres hijos.