Enojo y frustración de más de 800 turistas que se quedan sin acceso al Machu Picchu

·1 min de lectura

Cientos de turistas frustrados protestaron en Perú este miércoles por la falta de entradas para ingresar al santuario histórico de Machu Pichu.

Aproximadamente de 800 a 1.000 turistas solicitaban su boleto de ingreso, pero el número de visitantes autorizado había llegado a su límite. Las entradas están agotadas hasta el 19 de agosto.

El ministerio de Cultura declaró que es relevante que los turistas comprendan la importancia de la conservación del bien y la protección del patrimonio histórico; por lo que se busca evitar un daño irreparable en el valor excepcional del santuario.

Por su parte, los pobladores del pueblo de Machu Picchu manifestaron que apoyan el turismo que llega directamente al pueblo y no por agencia; por lo que se solidarizaron con ellos:

"El pedido que hace el pueblo es que por lo menos la mitad de los tickets que se expendan, se vendan acá. ¿Por qué? Porque eso favorece al pueblo de Machu Picchu. Ese turista que viene acá es el que se hospeda en el hotel, es el que come en el mercado de abastos, es el que come en un restaurante. En cambio, ese que viene con una agencia, no deja nada" explica David Moreno, residente del pueblo de Machu Picchu.

Esta situación se produce pese a que el gobierno aumentó este mes de 3.000 a 4.000 el aforo diario.

El ministerio de Cultura informó en un comunicado que se están reuniendo con autoridades y pobladores para buscar una solución, recalcó que la conservación del santuario es importante y finalizó el comunicado con la frase "sin patrimonio, no hay turismo".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente