¿Cómo enfrentar la crisis alimentaria derivada de la guerra en Ucrania?

El mundo mira con preocupación cómo las consecuencias de la guerra en Ucrania pueden acelerar una crisis mundial de alimentos. Rusia y Ucrania exportan alrededor del 50% de los cereales que necesitan el Norte de África y Oriente Próximo. El este de África es aún más dependiente y casi el total del grano importado proviene de Moscú y Kiev. En esta edición de Europa Hoy analizamos las causas, consecuencias y posibles soluciones ante la crisis alimentaria provocada por el conflicto en Ucrania.

La Unión Europea y la ONU advierten que el bloqueo en los puertos y el bombardeo de almacenes de cereales durante la invasión de Rusia a Ucrania pueden provocar hambrunas sin precedentes. Más de 200 millones de personas necesitan que el grano y los cereales se exporte de estos países.

Según las autoridades ucranianas, más de 20 millones de toneladas de trigo están bloqueadas sin poder salir. Por todo ello, los precios de los alimentos no paran de subir. Como consecuencia de la guerra también se ha reducido la exportación de fertilizantes, requeridos en gran parte de países de América Latina.

Rusia por su parte, a instancias de Turquía, se ha comprometido a movilizar el trigo bloqueado, siempre que se desmine la zona del puerto de Odessa. En todo caso, Bruselas recuerda que no hay sanciones a los productos agrícolas y que los cereales se pueden exportar cuando las partes decidan.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente